El galardonado, que ha firmado en el Libro de Honor de la Ciudad, recibirá la tradicional estatuilla diseñada por él mismo, el Sábado de Feria en el Antiguo Depósito de Sementales

La alcaldesa, María José García-Pelayo, junto al primer teniente de alcalde, Antonio Saldaña, la delegada de Medio Ambiente y Deportes, Felisa Rosado, el delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, Antonio Real, y el concejal del Plan Especial de Promociones Culturales, Antonio Montero, ha recibido a Nicolás Domecq Ybarra, Caballo de Oro 2014, acompañado de su esposa, Soledad Oriol Montenegro, y familiares.

Además, han asistido los miembros del jurado Caballo de Oro: la delegada de la Federación Hípica Española en la provincia de Cádiz, Esperanza Lobato Parra, el gerente de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, Juan Carlos Román, el director general de la Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española, ANCCE, Jaime Molina, y la jerezana premio Caballo de Oro 2008, Ana María Bohórquez Escribano.

La alcaldesa ha declarado que “el acto de hoy supone un doble honor: de unlado, constituye la antesala de la entrega del premio Caballo de Oro 2014, el próximo 16 de mayo; pero también, tras firmar en el Libro de Honor de la Ciudad, Nicolás Domecq ha entrado a formar parte de la historia de nuestra ciudad” y ha añadido que “esta distintinción es importante porque reconoce a personas que han mimado, investigado y promocionado el caballo. Esto significa que aunque hay que avanzar y mejorar, no perdemos nuestras raices, nuestras señas de identidad, como es, en este caso, el caballo”.

Domecq Ybarra ha coincidido en subrayar que “es un honor firmar en el Libro de Honor de la Ciudad” y ha añadido que “deseo que todos fomenten el caballo y sea la verdadera riqueza de Jerez”.

De esta manera, el ganadero y escultor, Nicolás Domecq, ha entrado a formar parte de la nómina de jerezanos ilustres que han firmado en el Libro de Honores de la Ciudad, donde ha dejado plasmada la siguiente dedicatoria:

“Gracias Jerez por concederme el Caballo de Oro, por el sólo hecho de amar al caballo y tratar de mejorar y conservar sus cualidades durante tantos años, por el bien del caballo árabe y para orgullo de mi tierra. Jerez, tierra de caballos buenos”.

Domecq Ybarra recibirá la máxima distinción por su labor en pro del caballo, y más concretamente por la crianza y perfeccionamiento de los pura raza árabes, el Sabado de Feria, 16 de mayo, en el Antiguo Depósito de Sementales, después del Concurso Exhibición de Enganches.