El ‘no’ se impone en Grecia con más del 61%

El ‘no’ se ha impuesto este domingo en el referéndum celebrado en Grecia y convocado por el primer ministro, Alexis Tsipras, para que los ciudadanos decidieran si aceptaban las propuestas de más ajustes de los acreedores a cambio de más fondos.

El Gobierno había defendido el ‘no’ porque consideraba que eso le daría más opciones de lograr un mejor acuerdo con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras que los líderes europeos y la oposición habían hecho campaña a favor del ‘sí’, argumentando que de lo contrario supondría la salida del país del euro.

Demonstrators hold up letters spelling the word 'No' in Greek during an anti-austerity rally in Syntagma Square in Athens, July 3, 2015. Tens of thousands of Greeks rallied on Monday to back their leftwing government's rejection of a tough international bailout after a clash with foreign lenders pushed Greece close to financial chaos and forced a shutdown of its banking system. REUTERS/Yannis Behrakis
REUTERS/Yannis Behrakis

Los peores pronósticos que durante la última semana temían las Instituciones europeas se ha cumplido y las reacciones no se han hecho esperar. El primero en valorar la situación de Grecia, tras la victoria del no en el referéndum ha sido el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, que considera que ahora “Grecia no se encuentra en la mejor posición para negociar”. “Ahora le toca a Grecia presentar propuestas que convenzan a los 18 miembros”, dice.

Una de las potencias más dolidas con el resultado es Alemania. Después de que Angela Merkel advirtiera de que Europa no negociaría a cualquier precio, su ministro de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, apuntaba directamente al país heleno, “las decisiones tienen que ser tomadas ahora por Grecia y la pelota está en estos momentos en su tejado”.

La canciller alemana tiene previsto reunirse este lunes con Hollande para evaluar las consecuencias del referéndum. Por su parte, la Comisión Europea mantendrá una teleconferencia con  los presidentes de la Eurocumbre, el Eurogrupo y el BCE y ya ha convocado para el martes una reunión con presidentes de Gobierno de los países de la Eurozona.

La única certeza del “No” de Grecia es el refuerzo desde el punto de vista político que ha conseguido el primer ministro griego, Tsipras, con respecto a sus votantes, pero ni mucho menos, que este sirva para conseguir un acuerdo con Europa o que el Banco Central Europeo inyecte dinero a los bancos griegos para que estos abran sus puertas. De hecho, para muchos países del norte, no sólo Alemania, ya se habla de que esta decisión ha roto cualquier posibilidad de acuerdo e incluso en el caso de que lo hubiera de utilizar la misma herramienta, un referéndum, para ratificar o no su firma.

REUTERS/Christian Hartmann
REUTERS/Christian Hartmann

El fuerte respaldo de los griegos al ‘no’ en el referéndum de este domingo ha llevado a los mercados europeos a despertar con una tremenda resaca. El mercado de deuda, el primero en abrir en Europa, ha comenzado este lunes con fuertes subidas en las rentabilidades de los bonos a diez años de los países periféricos, como el de España, que ha iniciado la sesión escalando hasta el 2,32%, desde el 2,21% del cierre del pasado viernes. Las Bolsas han comenzado la jornada con fuertes caídas, superiores al 2% en Fráncfort, París, Milán y Madrid.

La prima de riesgo española -la diferencia entre lo que paga España por su deuda a 10 años y lo que ofrece Alemania por el bono equivalente, el bund- se ha disparado en la apertura hasta superar los 163 puntos básicos, 21 más que al término del viernes. Después, sin embargo, ha bajado ligeramente y se ha quedado en el entorno de los 160 puntos.