El campo de Picadueñas sufre actos vandálicos

Las obras de este campo de césped artificial apenas tienen un mes y medio de vida y supusieron una inversión de 430.000 euros

De nuevo las instalaciones deportivas municipales han sido objeto de actos vandálicos, en esta ocasión los daños se han producido en el recién inaugurado campo de fútbol de césped artificial de Picadueñas. Técnicos de la Delegación de Deportes han comprobado que a lo largo de los últimos días, entre el fin de semana y el jueves, las instalaciones han sido objeto de varios actos continuados de sabotaje.

Red arrancada de una de las porterías.
Red arrancada de una de las porterías.

Este fin de semana aparecieron rajadas las redes de los fondos que evitan la salida de balones del campo. Los vándalos también han roto las protecciones de una torreta de riego y han arrancado una papelera. Ayer mismo aparecieron cortadas las redes de las porterías de este campo de fútbol tanto en las sujeciones de palos como del suelo, inutilizando su eficacia para los partidos y entrenamientos programados.

Desde la Delegación de Deportes lamentan profundamente lo sucedido, y se recuerda que el incivismo demostrado por algunos actúa en perjuicio de todos los jerezanos, genera gastos, e impide el correcto mantenimiento de estas dependencias, que han supuesto una inversión que pagan todos los ciudadanos. La Delegación de Deportes vuelve a hacer un llamamiento al civismo y al buen uso de las instalaciones públicas, ya que la falta de respeto mostrada por una minoría, perjudica a todos los usuarios y supone un perjuicio económico para la ciudad.

Los daños afectan especialmente a los practicantes y aficionados del fútbol. Este equipamiento acoge la actividad de los 14 equipos de fútbol-base del Veteranos Xerez CD, desde la categoría pre-benjamín hasta juvenil, más los tres equipos que militan en la liga educativa de escuelas “Cedifa”, organizada por la Federación Andaluza de Fútbol.

Campo Picadueñas 5

Cabe subrayar que las obras de este campo de fútbol de césped artificial apenas tienen un mes y medio de vida y supusieron una inversión de 430.000 euros, aproximadamente.

La preocupación municipal aún es mayor porque este tipo de actos vandálicos se suceden en las instalaciones deportivas municipales. Recientemente, el Palacio de Deportes de Chapín también fue objeto de un sabotaje. En aquella ocasión, unos desconocidos vaciaron un extintor en uno de los baños, repartiendo la espuma por todo el espacio e inhabilitando un servicio público para perjuicio de todos sus usuarios. Asimismo, en el campo de la Juventud se produjeron daños intencionados en las torretas de iluminación.