Se han acordonado el edificio y la zona por seguridad y los vecinos se han alojado en casa de familiares

Bienestar Social ha puesto a disposición de las familias afectadas los recursos disponibles para atender sus necesidades

Desde Urbanismo se ha inspeccionado el edificio y se prevé realizar mañana labores de desescombro de la zona

El Gobierno municipal pide a la Junta que actúe de forma inmediata y recuerda que esta es una demanda que se viene reclamando desde principios de legislatura

El Ayuntamiento ha procedido ayer tarde al desalojo del bloque de la calle Lagartijo número 6, de la barriada de La Constancia, como medida preventiva tras el desplome producido sobre las siete de esta tarde del forjado de la cubierta de una vivienda deshabitada situada en el tercer piso. También como medida de seguridad se ha acordonado toda la zona y se ha establecido un cordón policial en torno al edificio para impedir el acceso.

Las cinco familias que residen en el bloque se han realojado  en casa de familiares, y desde Bienestar Social se les ha ofrecido todos los recursos disponibles en caso de que fuese necesario buscar otros alojamientos.

Al lugar de los hechos se han desplazado el segundo teniente de alcalde y delegado de Seguridad, Javier Durá, el delegado de Urbanismo, Agustín Muñoz , la delegada de Bienestar Social, Isabel Paredes, así como técnicos municipales de estas delegaciones, al objeto de coordinar las medidas necesarias tanto preventivas, como de seguridad y de comprobación del estado del edificio.

Asimismo, la alcaldesa, María José García-Pelayo, que se encuentra de viaje de regreso de su estancia en Tánger, donde ha asistido a unas jornadas sobre la Plataforma Logística, ha permanecido informada en todo momento de los hechos y en contacto permanente con los delegados municipales que se han desplazado a la barriada.

Nada más producirse el desplome y tener conocimiento del mismo, técnicos del área de Disciplina Urbanística inspeccionaron la zona afectada de la vivienda, que ya estaba desalojada con anterioridad, dado que una de las estancias se encontraba apuntalada debido a problemas estructurales. Agustín Muñoz ha informado que en la jornada de mañana está previsto llevar a cabo labores de desescombro de la zona para que los daños no afecten a las viviendas de pisos inferiores.

También se desplazaron a la zona patrullas de Policía Local y bomberos que acordonaron el edificio y adoptaron las medidas de seguridad necesarias en torno al área donde se ha producido el derrumbe. Asimismo, la Policía Local permanecerá toda la noche custodiando el edificio.

Por su parte, la delegada de Bienestar Social ha puesto a disposición de los vecinos afectados los recursos necesarios en estos casos, si bien al menos por esta noche las familias han optado por realojarse en casas de familiares.