La secretaria general del PP de Jerez afirma que ni la consejera de Salud, ni Miriam Alconchel, ni ningún socialista jerezano ha tenido la dignidad de hablar claro a los ciudadanos y pedir perdón por los años de incumplimientos en los que han jugado con las esperanzas de los jerezanos, “que nunca serán una prioridad para la Junta mientras gobierne el PSOE en Andalucía”.

El responsable de Sanidad del PP de Jerez, José Galvín, asegura que el dinero llega al Servicio Andaluz de Salud, pero se pierde en la gran superestructura política que durante 30 años ha montado el PSOE en la Junta, “y no llega a donde realmente tiene que ir por la negligencia de la gestión de los socialistas: a construir, ampliar y dotar dignamente a los centros sanitarios, a contratar al personal necesario y respetar sus derechos en todos los sentidos, y a ofrecer, en definitiva, la mejor sanidad pública posible a los jerezanos y andaluces”.

“Los socialistas recortan en Salud porque quieren, porque tienen otras prioridades, porque hacen política con la salud. No tienen una política de Salud”.

La secretaria general del Partido Popular de Jerez, Lidia Menacho, y el responsable de Sanidad del PP local, José Galvín, acudieron el pasado viernes a apoyar con su presencia el acto reivindicativo que los jóvenes de Nuevas Generaciones –NNGG- de Jerez realizaron en la parcela donde, según convenio firmado por el Ayuntamiento de Jerez y la Junta de Andalucía, debería haber construido y en funcionamiento -aproximadamente desde 2009- uno de los centros de salud más necesarios en nuestra ciudad, el de Zona Norte.

También se acercó a presenciar la protesta de los jóvenes populares la presidenta y miembros de la Asociación de Vecinos Punta del Norte de la zona, Rosario López, quien agradeció a NNGG la iniciativa tan original llevada a cabo para reivindicar lo que, según manifestó, es una demanda constante de los más de 20.000 vecinos de la zona, “muchos de ellos mayores y niños –apuntó”, que tienen que desplazarse a centros de salud alejados y saturados de por sí, como son el Centro de San Benito (que atiende al doble de la población recomendada) y el de La Granja, que espera también desde hace años una ampliación de sus instalaciones.

Por lo que viene demostrando la realidad irrefutable es que la Junta de Andalucía firmó un convenio en 2007 del que ahora no quiere saber nada, “y ante este abandono y tomadura de pelo, desde el PP le queremos mandar a los responsables socialistas, desde el PSOE de Jerez a la señora Susana Díaz, un mensaje muy conciso y muy claro: Jerez no se merece el silencio más cobarde del PSOE sobre los centros de salud de Zona Norte y Madre de Dios”.

“Esto en primer lugar –ha señalado la secretaria general-, y después decirles que la lista de incumplimientos en materia de Sanidad es larga y vergonzosa para el PSOE y sus cómplices de IU, ya que al mapa sanitario que colea desde 1989, cuando ni siquiera habían nacido los jóvenes que el viernes protestaron pacíficamente y con originalidad para llamar la atención de la Junta, hay que sumar el incumplimiento del Plan de Modernización del Hospital, del que sólo se hizo el edificio de Consultas Externas inaugurado a toda prisa antes de las elecciones de 2011 y del que ya se están cayendo las placas de la fachada con el peligro que eso conlleva, el de Radioterapia es el cuento de nunca acabar, obras interminables y sin dotación de los aparatos necesarios, y del nuevo bloque quirúrgico, que tanta falta hace en el Hospital de Jerez, mutis por el foro. Habrá socialistas que no sabrán ni qué es eso que prometieron. Pero que no se preocupen, que aquí está el PP de Jerez para refrescarle la memoria porque a nosotros no se nos olvida lo que necesitan y se merecen por derecho propio los jerezanos”.

Menacho ha afirmado además que ni la consejera de Salud, ni Miriam Alconchel, ni ningún socialista jerezano ha tenido la dignidad de decirle la verdad a los ciudadanos y pedir perdón por los años de incumplimientos en los que han jugado con las esperanzas de los jerezanos, “que nunca serán una prioridad para la Junta mientras gobierne el PSOE en Andalucía”.

Por su parte, José Galvín, asegura que el dinero llega al Servicio Andaluz de Salud, pero se pierde en la gran superestructura política que durante 30 años ha montado el PSOE en la Junta, “y no llega a donde realmente tiene que ir por la negligencia de la gestión de los socialistas: a construir, ampliar y dotar dignamente a los centros sanitarios, a contratar al personal necesario y respetar sus derechos en todos los sentidos, y a ofrecer, en definitiva, la mejor sanidad pública posible a los jerezanos y andaluces”.

Oídos sordos de PSOE e IU

Asimismo, y como ya anunciara recientemente en Jerez la diputada autonómica del PP de Cádiz, Carmen Pedemonte, el PP presentará mociones en los ayuntamientos de la provincia ante “el pasotismo del PSOE y la complicidad de IU en la Junta en materia sanitaria en la provincia”. Por ello, la dirigente popular ha anunciado que el PP va a presentar una moción en todos los ayuntamientos gaditanos para exigir al Gobierno andaluz que se deje de tapujos y oscurantismo, y cumpla con ese decálogo de mínimos necesarios en la provincia en materia sanitaria y que hace años que la Junta dejó abandonados, paralizados o estancados.

Y es que, tanto PSOE como IU han votado en contra de una iniciativa presentada por el PP en el Parlamento andaluz, que recoge un decálogo de mínimos sanitarios para la provincia de Cádiz.

En dicha iniciativa que han votado en contra tanto PSOE como IU se exigen una serie de necesidades básicas en materia sanitaria para la provincia como son parar los recortes en Sanidad; un calendario de pago a proveedores; un plan de organización de camas hospitalarias; cubrir la oferta de empleo público con calidad; la actualización de mapa sanitario de la provincia; mejorar los tiempos de espera que, en los últimos años, en quirófano, ha aumentado un 13%; o clarificar qué va a pasar con los conciertos sanitarios de la provincia, entre otros.

Para Menacho y Galvín, el caos y el desastre que reina en la Junta de Andalucía es absoluto y los principales damnificados por esto son los jerezanos y ciudadanos de toda la provincia, que una vez más, ven como la Junta de Andalucía les vuelve a mentir, les da la espalda y pasa de ellos.

Según ha trasladado a los responsables jerezanos del PP la propia Carmen Pedemonte, PSOE e IU han votado en el Parlamento en contra de garantizar la asistencia sanitaria en la provincia, porque ha votado en contra de apostar por las infraestructuras sanitarias porque han votado en contra de pagar la deuda que en materia sanitaria tienen, porque han votado en contra de optimizar y mejorar los servicios, o de crear un plan de organización de camas hospitalarias que mejore la situación existente de hasta tres o cuatro camas por habitación, en definitiva, han dicho no a la mejore de la Sanidad de la provincia.

Desde el PP se ha destacado además que el recorte del Gobierno andaluz es de más de 1.200 millones en materia sanitaria en Andalucía entre 2013 y 2014, pese a haber recibido 19.000 millones de euros del Gobierno de la Nación, a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

El PP se pregunta qué hace la Junta con ese dinero, a qué lo dedica o cuáles son sus prioridades, pero está claro que la Sanidad no lo es. “Recortan en Salud porque quieren, porque tienen otras prioridades, porque hacen política con la salud. No tienen una política de Salud”.

Asimismo, la Junta ha recortado muchísimo en infraestructuras sanitarias, pasando de 490 millones en 2011 a 57 en 2014 y, que de los 109 millones presupuestados en 2013 solo haya ejecutado la mitad.

“Ésta es la muestra de lo que al Gobierno andaluz le importan la Sanidad, que además ha creado una gran inseguridad a las empresas suministradoras al no pagarles y haya provocado que los profesionales sanitarios, que son los que con su profesionalidad están sacando adelante el sistema, sufran graves situaciones de tensión y estrés, que muchos hayan emigrado o que su tarea día a día sea un más difícil todavía”, han concluido los populares jerezanos.