La Policía Local detiene al conductor de un vehículo en estado ebrio al que advirtieron previamente que, en tal estado, no podía circular

  • Los hechos ocurrieron en la plaza Nicaragua, donde fueron requeridos los servicios de la Policía Local por haberse producido una reyerta en la zona

La Policía Local detuvo a las 08,30 horas del sábado a D.R.M. por presunto delito contra la Seguridad Vial. Los efectivos de la Policía Local se personaron, a tenor de la llamada recibida en la Sala Directora del 092, en la plaza Nicaragua, donde tras informarse “in situ” de lo ocurrido por distintos testigos, iniciaron la búsqueda por el entorno de los implicados en la citada reyerta. En ese momento observaron a un hombre con síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos del alcohol que se dirigía hacia un turismo con la firme voluntad de iniciar la marcha. Los agentes, entonces, le advirtieron que no podía hacerlo dado su estado, puesto que de hacerlo incurriría en un delito contra la Seguridad Vial.

Seguidamente, los agentes actuantes continuaron con su labor de búsqueda y, pasados diez minutos, comprobaron que el mencionado individuo había hecho caso omiso a sus recomendaciones, iniciando la salida del estacionamiento con su automóvil. Por tal hecho, los agentes procedieron a darle el alto policial, siendo identificado como D.R.M. Fue detenido e informado de los derechos que le asistían en virtud del artículo 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Fue trasladado a la Inspección de Guardia de El Almendral, donde se le practicaron las pruebas de alcoholemia, que ratificaron los indicios, ofreciendo resultando positivo. Se instruyeron las oportunas diligencias.

ACELERANDO Y CALANDO EL VEHÍCULO EN PABLO NERUDA

En otra intervención de la Policía Local, concretamente en la tarde del domingo, a las 20,15 horas, los componentes de una unidad radio-patrulla que prestaban servicio por la calle Pablo Neruda observaron que en la bolsa de aparcamientos ubicada en dicho lugar circulaba un turismo de forma irregular, dando fuertes acelerones, llegando incluso a calar el vehículo. Por tal motivo, los policías se dirigieron a su conductor, identificado como A.E.R.J. y comprobaron que carecía del preceptivo Permiso de Conducir por no haberlo obtenido nunca. A tenor de ello, fue detenido, junto con la persona que lo acompañaba (éste en calidad de cooperador necesario para la comisión del delito). Con el apoyo de una unidad radio-patrulla de dicho cuerpo, ambos fueron trasladados a la Inspección de Guardia de Policía Local, donde se instruyeron las oportunas diligencias.