Las siete hembras de gamo del Zoo han dado a luz en el plazo de once días

Las crías pueden seguir a su madre a las 48 horas de nacimiento

El Zoobotánico de Jerez cuenta con siete nuevas crías de gamo, que han nacido en el plazo de once días. Las siete hembras de gamo han dado a luz entre el 18 y el 29 de julio, algo habitual dado que el celo de esta especie se desarrolla en una época muy concreta del año. Aunque cada cría suele mamar de su madre, los gameznos (que es como se denominan las crías de gamos) tratan de robar un poco de leche al resto de hembras cada vez que se les ponen a su alcance, convirtiendo al grupo en una guardería colectiva.

Gamos zoo

El celo de esta especie, denominado “ronca”  por el característico ruido que hacen los machos cuando compiten entre sí,  se desarrolle en un periodo muy concreto del año (a finales de otoño), lo que motiva que los partos se sincronicen. Generalmente las crías pueden seguir a su madre a las 48 horas del nacimiento.

El gamo se distingue de las demás especies de cérvidos por sus astas palmeadas, aplanadas y ramificadas en su parte superior, siendo el tronco principal redondeado. La horcada es exclusiva de los machos y empieza a despuntar a los 6-8 meses para caer en marzo-junio y volver a aparecer a continuación. En la Península Ibérica el desmoche se produce a finales de marzo y a principios de abril, alcanzando su desarrollo completo en julio. El color del pelaje varía según las estaciones: en invierno es pardo grisáceo, en primavera-verano se aclara a pardo-rojizo con hileras longitudinales de manchas blancas. En cada cuarto trasero presenta una banda vertical, de color blanco, rodeada de pelaje negro. La cola es blanca, con una franja central negra. El cambio de pelaje se produce en junio.

Con respecto a su estado de conservación, está considerado como una especie vulnerable.