Bernardo Villar, Antonio García e Isabel Paredes visitan este centro asistencial de mujeres con discapacidad

Bernardo Villar, vicepresidente segundo de la Diputación Provincial de Cádiz, acompañado Antonio García, diputado provincial del Área de Desarrollo y Bienestar Social, e Isabel Paredes, delegada de Bienestar Social, Igualdad y Salud, han visitado la Residencia de Mayores Hogar Nuestra Señora de los Dolores sita en la calle Ruiz de la Rabia de Jerez. Esta residencia asistencial pertenece a la institución provincial y alberga a 34 mujeres con discapacidad;  aunque la gestión está delegada, mediante convenio, a la comunidad religiosa de las Hijas de la Caridad.

En compañía de la directora del centro Sor Soledad, del psiquiatra Francisco Fernández González García Figueras y la trabajadora social Olga Carmona, los representantes públicos recorrieron las distintas instalaciones del centro residencial con el objeto de supervisar los trabajos que la Diputación tiene proyectados para la mejora de la calidad de las infraestructuras del centro. “Vamos a hacer actuaciones en diferentes salas para aumentar el número de residentes de 34 a 40 mujeres; dada la alta demanda de este tipo plazas y la falta de ofertas de la Junta de Andalucía”, explicó Bernardo Villar. Un segundo aspecto, es la realización de obras de mejora dirigidas a conseguir “una mayor eficiencia en el consumo y producción de agua caliente sanitaria, con energía solar”. Técnicos de la Agencia de Energía de Diputación se encargarán del proyecto. “En esta visita hemos comprobado una labor encomiable y un alto grado de calidad en la conservación de las instalaciones. Y, sobre todo, estamos muy agradecidos por la atención que se presta a las usuarias”, subrayó el vicepresidente segundo de la Diputación de Cádiz.

Antonio García explicó que, en un principio, la visita estaba encaminada a conocer in situ los lugares donde se procederá a la instalación de los nuevos medios contra incendios que Diputación ha proyectado en el centro. “Estos trabajos están en periodo de adjudicación por un importe superior a 50.000 euros”, subrayó. Para compartimentar el edificio se colocarán siete puertas cortafuegos. Además, el proyecto contempla que todas las estancias dispongan de detectores analógicos, térmicos y ópticos. Esta modernización de medios incluye un nuevo panel de control conectado a la centralita, así como una sirena acústica de emergencia que se localizará en el patio mayor. En el proyecto también se contempla la dotación de un grupo electrógeno, que servirá de fuente de suministro eléctrico de emergencia para el cuadro general de mando y protección del edificio, más un sistema de extinción en la campana de la cocina. “Durante la visita de hoy hemos detectado otras necesidades con vistas a mejorar la calidad de vida de las usuarias. Estamos muy agradecidos al trabajo que llevan a cabo las Hijas de la Caridad”, enfatizó el diputado provincial.

Isabel Paredes destacó la importancia de que la ciudad disponga de un recurso asistencial de estas características. “Agradezco a la Diputación de Cádiz que nos haya invitado a participar en esta visita. Como Ayuntamiento, desde el comienzo de la  legislatura, mantenemos muy buenas relaciones de colaboración con la Diputación que nos permiten conocer, compartir y complementar las actuaciones, ya que con esta línea optimizamos y rentabilizamos los recursos. Tras nuestra visita y conocer el funcionamiento del Hogar de los Dolores, queremos establecer nuevas líneas de colaboración en materia de atención a la discapacidad con este centro”. Con este objetivo “técnicos municipales van a realizar una visita para que el centro participe en las actividades que se organizan desde la delegación, y así abrir una línea que favorezca la integración social de las residentes de este centro. La delegada felicitó a Sor Soledad por la magnífica gestión que lleva a cabo en el Centro de la Hijas de Caridad”, concluyó.