La alcaldesa, María José García Pelayo, acompañada por las delegadas de Educación y Juventud, Lidia Menacho, y Medio Rural, Susana Sánchez, ha visitado el CEIP Tomasa Pinilla, atendiendo a la petición de los padres de alumnos. La regidora ha conocido el malestar de la comunidad educativa por la colocación de una estructura metálica que está instalando la Junta de Andalucía, con un coste de 182.000 euros.

García-Pelayo visitó esta nueva instalación acompañada de padres de alumnos, que le expresaron su malestar ante la colocación de barrotes de hierro y bancos metálicos, por el riesgo que pudiesen suponer para los menores. La regidora ha destacado la necesidad de confirmar la seguridad de dicha instalación, competencia de la delegación territorial de Educación.

Cabe recordar que esta estructura metálica se está construyendo tras la petición de los padres de alumnos de un porche para que los escolares pudiesen protegerse de las inclemencias del tiempo. Ante esta petición, la Junta ha optado por una opción que a los padres no les parece la más adecuada y así se lo trasladaron desde el primer momento a la delegada territorial al considerar que no reúne las condiciones desde el punto de vista de la seguridad como de comodidad para los menores.

Por otro lado, los padres de alumnos han mostrado su preocupación ante la existencia de tres aulas que se encuentran cerradas por un hundimiento. La alcaldesa se ha comprometido a solicitar a la Junta una actuación inmediata para la actuación en estas aulas para que puedan volver a tener uso.