En otra intervención, los agentes recuperaron dos rejillas de alcantarillado público que iban a ser vendidas en un desguace de El Portal

La Policía Local decomisó en la mañana del miércoles hasta 24 kilos de coquinas procedentes de venta ilegal. Los agentes sorprendieron a dos personas ejerciendo la venta ambulante de coquinas  sin los oportunos requisitos legales a tal efecto. Uno de ellos ejercía la venta en la zona de “Princi-Jerez” y otro, en la zona centro.

A tenor de ello, los agentes actuantes procedieron al levantamiento de las correspondientes actas y al decomiso de la mercancía, quedando ésta depositada en las instalaciones del Mercado de Abastos a disposición del servicio municipal correspondiente de su inspección. Se trata de una nueva intervención de la Policía Local preventiva en beneficio de la salud pública, siendo la venta ambulante ilegal de productos perecederos uno de los pilares de actuación de servicio público.

RECUPERACIÓN DE DOS REJILLAS DE ALCANTARILLADO

En otra intervención realizada a las 17,25 horas de ayer, los componentes de una unidad radio-patrulla de Policía Local atendió el requerimiento recibido en la Sala Directora del Servicio en la que se informaba de la sustracción en la calle Del Pino de las dos alcantarillas allí ubicadas. Los agentes se trasladaron a la zona de desguaces del Polígono de El Portal, por si acaso el presunto o presuntos autores del hurto pretendían venderlas. Justo a la entrada de uno de estos establecimientos, los policías hallaron a dos individuos fracturando con un mazo tapas de alcantarillas similares a las sustraídas. Entrevistados con éstos, manifestaron ser los autores del hurto. Por ello se instruyeron las oportunas diligencias.

HACIENDO ZIG-ZAG EN LA AVENIDA REY JUAN CARLOS I

A las 13,10 horas de ayer jueves los componentes de una unidad motorizada de Policía Local que se encontraban prestando servicio en la avenida Rey Juan Carlos I observaron  a un turismo que circulaba por dicha vía en trayectoria zigzagueante.

Su conductor, al percatarse de la presencia policial, comenzó a colocarse el cinturón de seguridad. A tenor de ello, los actuantes proceden a darle el alto policial, y tras requerirle la documentación pertinente e identificarlo como D.M.R., comprobaron que carecía del preceptivo Permiso de Conducir por pérdida de total de puntos y no haber realizado el curso de sensibilización vial. Por tales motivos, fue detenido y trasladado a la Inspección de Guardia de dicho cuerpo policial, donde se instruyeron las oportunas diligencias.