Tribuna libre de Raúl Ramírez, candidato a la Alcaldía de Jerez por el Foro Ciudadano

Pues sí, se nos escapa el verano. En horas, los niños volverán a sus colegios y la rutina de horarios se instalará de nuevo en nuestras vidas. Aunque ese verano se prolongue por unas semanas más, soy de los que opinan que aunque el estío nos lleve con sus temperaturas a San Miguel, allá por finales de septiembre, el verano de Jerez se acaba con la vuelta al cole.

Nuevo inicio de curso escolar y nuevo inicio de curso político. En este caso, un curso político que desembocará en unas elecciones municipales por el mes de mayo del próximo año. A menos de nueve meses de la convocatoria electoral, algunos empiezan a despertarse de un sueño de vino y rosas vivido en las atalayas del poder.

Mientras Jerez deambula lastimosamente entre la miseria del paro, las colas de los comedores sociales y el abandono de sus barrios y barriadas, el gobierno de la alcaldesa Pelayo, del PP, como Rajoy y la Gürtel, comienza su espiral diabólica electoral para, en un desesperado intento de maquillar churretosamente una dañina gestión de desgobierno, presentarse ante este Jerez arruinado con algo que ofrecer.

Y es eso lo que se nos va a presentar. Porque díganme, ¿en qué está mejor nuestro Jerez, nuestra ciudad, desde el acceso a la alcaldía de María García José Pelayo? Más de tres años después, nuestra ciudad ha seguido cayendo con estrépito en cualquier aspecto que desde la objetividad podamos analizar. El álbum de fotos que la alcaldesa nos quiera ofrecer no puede ocultar, en absoluto, una forma de gobernar despótica, alejada de los vecinos, y ya ni les cuento de alguien que simplemente piense de manera diferente.

Y yo me pregunto: ¿no es este gobierno el que ha llevado a esta ciudad a la mayor tasa desempleo que ha conocido Jerez? ¿No es este gobierno el que ha vendido entregándolo a grupos empresariales afines servicios públicos, empobreciéndolos con el consiguiente perjuicio para los jerezanos? ¿No es este gobierno el que ha vendido el agua de todos los jerezanos a los amiguetes de Madrid? ¿No es este el gobierno que ha engordado la deuda hasta números que hipotecarán el futuro de nuestros hijos? ¿No es este el gobierno el que ha puesto en la calle, en el paro a 260 trabajadores sin argumentos reales y sí por venganza? ¿O no es este el gobierno que ha sido incapaz de atraeer ni una inversión productiva que genere empleo de verdad en tres años, o que utiliza el Parque tecnológico Agroalimentario para su batallas con la Junta?

Éstas y no se cuántas preguntas para un análisis real y objetivo de lo que esta nefasta legislatura ha deparado para Jerez. Miren, Jerez no se puede quedar en cuatro fotos del circuito, de un día de Vuelta ciclista y poco más. Jerez necesita un gobierno que sea capaz de exigir a la Junta del PSOE-IU y al Gobierno Central del PP de Rajoy, un tratamiento justo. Un gobierno, un Alcalde que se plante y reclame para Jerez inversiones productivas, planes de empleo y formación, un estatuto económico diferenciado y acorde al término municipal que soporta para la financiación de unos servicios públicos dignos. A Jerez le sobra una alcaldesa sumisa a Madrid, que no tiene presupuesto municipal por ejemplo aún para 2014 si no se lo admite el ministro Montoro. A Jerez le sobran las migajas.

A Jerez le sobra el circo, el humo, la fiesta gratis y la mentira. Jerez necesita Futuro. Pero antes, este presente lastimoso que nos come los pies y nos puede dejar precisamente sin futuro. Porque cuando caminas por Jerez y hablas con su gente te das cuenta que han pasado los meses y los años y la realidad nos dice que todo está peor, pero además con un agravante, nuestra gente, nuestro Jerez transita sin ilusión, sin rumbo. Y créanme eso es lo peor que a un pueblo, a una sociedad, le puede ocurrir.

Pero no lo duden, comienza la diabólica espiral electoral del gobierno municipal del PP, que querrá gracias a más humo y vino amargo hacer olvidar. Unos paseos, otra vez las mismas promesas, cuatro obritas y alguna fiesta para nublar la memoria de cuatro años tirados por el sumidero. Mi esperanza es la tuya, que la primavera traiga vida nueva y que la memoria sea esa agua de mayo que limpie y otorgue otra oportunidad a la ilusión. Por que otra forma de gobernar es necesaria y otro Jerez es posible. Menos circo y más trabajo y futuro.