Antonio García e Isabel Paredes dan la bienvenida a los más de 150 participantes

Antonio García, diputado provincial del Área de Desarrollo y Bienestar Social, e Isabel Paredes, delegada de Bienestar Social, Igualdad y Salud, han asistido a la jornada ‘Servicios de inspección y calidad de vida en centros de personas mayores’ que, organizada por la Diputación, se ha desarrollado en el Campus de Jerez.

Antonio García ha destacado el interés despertado por estas jornadas (más de 150 inscripciones) porque se abordan asuntos tan importantes como el análisis de los modelos de residencia y las buenas prácticas. “Los servicios de inspección no deben ser vistos como un examen, ni como adversarios,  sino como una oportunidad de colaboración en la mejora de calidad asistencial de los centros”, ha subrayado. Diputación cuenta con cuatro residencias en la provincia y atiende a unas 300 personas con un presupuesto de 16 millones de euros. El diputado ha reconocido que hay listas de espera porque “llevamos dos años sin que la Junta apruebe resoluciones de dependencia”, y ha citado “que fuentes sindicales cifran en 300.000 las personas en espera de una resolución en Andalucía”, ha asegurado.

La delegada ha agradecido a Diputación, la elección de Jerez como sede las jornadas porque los espacios formación son necesarios para abordar los nuevos retos como en el envejecimiento del envejecimiento de las personas con discapacidad. “Analizar la inspección y la atención es un elemento fundamental porque estamos ante nuevos perfiles de personas mayores. Los profesionales de la inspección tienen hoy en día otro punto de vista, otra visión, basada en qué pueden aportar a las buenas prácticas para dar la respuesta que los ciudadanos necesitan”, ha manifestado.

También se ha referido a la evolución experimentada por los servicios de inspección. “Hemos pasado de servicios con un carácter sancionado a servicios basado en las personas, en las que éstas participan sean residentes, familiares y profesionales; ello ha supuesto una mejora en la calidad de vida y nos permite desarrollar protocolos de actuación enmarcados en las buenas prácticas; que nos acercan a dar respuestas a las necesidades reales del siglo XXI”.

Isabel Paredes, en este sentido, ha advertido que en Jerez se han perdido ya 300 plazas de residencias y ha expresado su preocupación por el decreto de la Junta de 26 de febrero de 2014 que regula la concertación de plazas con centros de atención especializada para los sectores de personas mayores y personas discapacitadas “no suponga la inestabilidad del sector” porque se reduce la concertación de plazas a un 80% y la reserva a un mes. “El apoyo a las residencias es un apuesta por la generación de empleo en el sector servicios”, ha subrayado.

La delegada ha agradecido a Diputación, la elección de Jerez como sede las jornadas porque de espacios formación porque son necesarios para abordar los nuevos retos como en el envejecimiento del envejecimiento de las personas con discapacidad. “Analizar la inspección y la atención es un elemento fundamental porque estamos ante nuevos perfiles de personas mayores. Los profesionales de la inspección tienen hoy en día otro punto de vista, otra visión, basada en qué pueden aportar a las buenas prácticas para dar la respuesta que los ciudadanos necesitan”, ha manifestado.