El concejal José Antonio Díaz reúne a los alcaldes pedáneos para obligarles a que firmen el contrato con Aqualia

El PSOE prometió recuperar la gestión del agua antes de presentarse a las elecciones y ahora convalida la concesión haciéndose fotos con las obras que se van a realizar con cargo al canon del agua y que dejó preparada el gobierno de García-Pelayo.

Visita a la Plata del concejal José Antonio Díaz antes del comienzo de las obras de Aqualia
Visita a la Plata del concejal José Antonio Díaz antes del comienzo de las obras de Aqualia

Los vecinos de Guadalcacín, Estella y Bertolet fueron engañados en la campaña electoral porque Aguas de la Sierra se ha negado a prestar el servicio.

Aguas de la Sierra deja tirada a Bertolet en Torrecera y demuestra que todo el montaje que hizo era ilegal.

La bipolaridad política del concejal del PSOE en Jerez, Jose Antonio Díaz con el asunto del agua está dejando fuera de juego a muchos técnicos municipales y a determinadas personas de su entorno político.

Si bien el PSOE en boca de Mamen Sánchez prometió que iba a recuperar la gestión del agua si entraba en el gobierno de Jerez (quizás porque esperaba que eso no iba a ser así) ahora parece que los concejales del PSOE se han entregado a los brazos de la empresa multinacional Aqualia. El caso más evidente es el del concejal Jose Antonio Díaz que ha pasado de gritar (en público y en privado en contra de la mutinacional) a estar en todas las fotos del inicio de las obras que dejaron los populares en marcha con caargo al contrato de concesión del agua (Laguna de Torrox y barriada de la Plata) y presionar a los alcaldes pedáneos para que firmen la cesión del contrato a favor de Aqualia.

Según ha podido saber este medio por información de personas cercanas a los intervinientes de la reunión, el teniente de alcalde del PSOE llamó a determinados alcaldes pedáneos que hasta el momento no se habían decidido a firmar la concesión con Aqualia y que con anterioridad habían emprendido una cruzada para que se hiciese cargo de la misma Aguas de la Sierra, para obligarles a firmar con Aqualia argumentando que ya no se podía hacer otra cosa.

Resulta curiosos que cuando los populares de García – Pelayo denunciaron que la cesión que se había realizado a Aguas de la Sierra no era legal, tanto el PSOE como algunos alcaldes pedáneo Blas de Estella, Bertolet de Torrecera y Nieves de Guadalcacín criticaron de forma feroz esta información. Pues bien, la información a la que ha tenido accesso este medio es que Aguas de la Sierra se ha negado a prestar el servicio por la ilegalidad que supondría a pesar de que ha mantenido una posición colaboradora hasta la celebración de las elecciones municipales y ha demostrado que mintieron a los vecinos generándole expectativas sobre algo que no era legal.

Todo el mundo se pregunta cuales son los motivos por los cuales el PSOE ha cambiado de opinión en relación al agua y ahora está encantado con la concesión administrativa y la ha convalidado por la vía de los hechos.