El pasado fin de semana se cayó el sistema por completo y tuvo que operar con unos teléfonos de más de catorce años que no identifican las llamadas y con una sola radio para comunicarse con todos los parques de bomberos de la provincia

  • El insuficiente mantenimiento de los ordenadores cuesta 100.000 euros a cuatro años

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, ha denunciado el peligro que comporta para el servicio el obsoleto sistema informático de la sala de emergencias del 085 de Bomberos de la provincia de Cádiz. Los ordenadores de esta sala, tras años de parcheos insuficientes, tienen aún instalado el sistema operativo Windows 2000 y el programa Séneca, para la gestión de emergencias es del año 2000. Esto conlleva que los equipos no puedan soportar más carga de trabajo, cayéndose y bloqueándose el sistema constantemente, hasta que este mismo fin de semana, el sistema se colapsó definitivamente. Ante esta situación, los operadores del 085 se vieron obligados a utilizar una habitación preparada para situaciones de ‘crisis’ como ésta, en la que los teléfonos tienen más de 14 años, que no identifican las llamadas, y con una radio para las transmisiones con todos los parques de la provincia de Cádiz, en la que todas las voces salen por un mini altavoz de ocho centímetros y cuyo valor como reliquia es incuestionable. Es solo la profesionalidad de los operadores de esta sala quienes logran sacar adelante el trabajo, para dar servicio a toda la provincia de Cádiz ante las emergencias que requieren la participación de los bomberos.

CSIF recuerda que el contrato de mantenimiento de los ordenadores, gestionado por una empresa externa, tiene un coste para los gaditanos de 100.000 euros a cuatro años. No hay constancia de que esta empresa haya aparecido por la sala del 085; salvo una persona, cuyo centro de trabajo está en Dos Hermanas, que ha ido ‘parcheando’ el sistema para que funcionara salvando los obstáculos que se van presentado sobre la marcha. Además, la sala no cuenta con un sistema de de comunicaciones de emergencia en casos de averías, por lo que, cuando se produce alguna incidencia en el sistema informático, los trabajadores de la sala suelen quedar en espera durante días o semanas a que sea arreglado.

Así las cosas, CSIF exige a la empresa Qualytel, encargada de la sala del 085 de bomberos, que adopte las medidas necesarias para que el sistema informático funcione correctamente, o no se ponga en peligro la seguridad e integridad de los ciudadanos de la provincia que se encuentren en situaciones de emergencia.