El concejal responsable del Plan Especial de Promociones Culturales, Antonio Montero, acompañado por el presidente de la Unión de Hermandades, Pedro Pérez, el presidente de la Peña Buena Gente, Nico Sosa, el hermano mayor del Desconsuelo, Ángel Bocarando, el Relaciones Públicas de bodegas Lustau, Juan Mateos, el cantaor jerezano, Antonio Agujetas, y el exaltador, Antonio Gallardo Monje, ha presentado la XXVI Exaltación de la Saeta, dedicada a Antonio Gallardo Molina, en la Bodega Lustau.

La Peña La Buena Gente organiza el evento, que tendrá lugar este viernes, 14 de marzo, a partir de las 21,30 horas, en la iglesia de San Mateo.

El exaltador de esta edición es Antonio Gallardo Monje, nieto del homenajeado. El presentador será Diego Fernández Suárez, y participarán, como saeteros: Manuel Marín Valencia, Rafael del Zambo, Juan Lara y Antonio Agujeta. Además, contará con la actuación de la Banda Municipal de Música.

Antonio Montero ha agradecido a todos los patrocinadores y colaboradores, y especialmente a la Peña Buena Gente “su esfuerzo para desarrollar, un año más, este importante evento para la ciudad en Cuaresma”. Sobre el cartel, el concejal ha considera que “es completo porque conjuga veteranía y juventud”. Igualmente ha destacado la presencia de Antonio agujetas “y espero que sea el inicio de su presencia en más actos que se organicen en la ciudad”, ha puntualizado el concejal. Montero ha confirmado que “el Ayuntamiento, en la medida de sus posibilidades, seguirá apostando por la conservación de la saeta de Jerez, como parte del patrimonio cultural inmaterial de la ciudad”.

Nico Sosa, que acaba de estrenarse como presidente de la Peña Buena Gente, ha manifestado que “la entidad seguirá apostando por este evento, y por cante, como objetivo prioritario”. Sobre el exaltador, ha declarado que “es el candidato ideal, porque combina experiencia y juventud, y sobre todo, porque este año la Exaltación de la saeta está dedicada a su abuelo”.

Pedro Pérez ha expresado también su apoyo a la conservación de la saeta y ha declarado que “las hermandades juegan un papel importante para mantener viva esta oración cantada”.

Antonio Gallardo Monje ha admitido que “sufro mucho y me asusta el atril” pero ha considerado que “tenemos que apostar por la saeta que, poco a poco se está diluyendo” y ha añadido que “esta expresión cultural es lo único que nos identifica y nos diferencia de las otras Semana Santa”. El exaltador se ha mostrado satisfecho por llevar a cabo esta responsabilidad cuando, además, este año se dedica la edición a su abuelo, que justo el Sábado de Pasión, hará un mes de su fallecimiento.

Antonio Agujetas, a petición de Gallardo Monje, se arrancó con una saeta que ha regalado a todos los asistentes al acto de presentación de la XXVI Exaltación de la Saeta.