“Están robando niños de 30 a 35 años, me lo ha dicho una prima”

Un audio se hace viral en pocas horas a través de Whatsapp parodiando la gran cantidad de bulos que nos alertan con casos falsos

Muchas personas son las que aprovechan noticias actuales para crear alarma con mensajes infundados o con datos poco contrastados, mensajes que se hacen virales en pocos minutos a través de la aplicación de mensajería ‘Whatsapp’ o por el resto de redes sociales.

El caso último que investiga la Policía Judicial de la Guardia Civil de Huelva sobre presuntos intentos de secuestros de menores en los últimos días en el municipio de Bollullulos ha sido el colmo de creaciones de audios por parte de muchos que han querido llamar la atención dando informaciones incorrectas.

La psicosis creada con las grabaciones que piden precaución ante los raptos de bebés en Andalucía es lo que ha aprovechado un varón que ha parodiado la situación con un audio en el que pide atención ante los robos de niños de 30 a 35 años, ya que se lo contado una prima que tiene un kiosko: “Los están robando y sacando de las casas de sus padres,… que los padres tengan cuidado porque por lo visto los están sacando a la fuerza y los están poniendo a trabajar o a estudiar”. El audio se ha viralizado muy rápido gracias a la denuncia de forma tan cómica de una situación que no hace más que crecer, que es la difusión de alertas falsas sobre casos trágicos que pueden parecer reales.

Hay que recordar que se han producido dos denuncias recientes que hablan de intentos de rapto por varias personas a bordo de una furgoneta blanca de alta gama. Sin embargo, el propio coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, Ezequiel Romero, tras una reunión con la una reunión con la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos, calificó el jueves 9 de marzo de “raros” los dos casos de intento de secuestro de menores denunciados en Bollullos Par del Condado (Huelva) y resaltó que “no se descarta ninguna hipótesis”.

Dependerá mucho del número de los grupos de WhatsApp en los que estés metido, pero seguro que has tenido la sensación de que muchos son un agujero negro de bulos, noticias falsas y cadenas con advertencias sin fundamento.

La Policía Nacional pide a los ciudadanos que no viralicen estos bulos a través de las redes y de aplicaciones de mensajería instantánea, tales como casos falsos de secuestradores de niños, colonias que te duermen, golosinas con drogas, frutas infectadas de VIH…

La mayoría de estos bulos son anónimos, aunque hacen referencia a fuentes fiables. La policía indica que suelen estar redactados de la manera más atemporal posible. Cuentan con un gancho —generador de miedo, morboso o de tipo económico— para captar la atención y tratan de aprovechar una coyuntura favorable y relacionada con la información falsa, como la comisión de atentados terroristas en otros países.

Por lo general, están escritos en castellano neutro para facilitar la difusión a nivel internacional en los países de habla hispana. Otra característica común es que normalmente incluyen una petición de reenvío, ya sea para alertar a otras personas, para evitar la mala suerte o la muerte o para concienciar a otros.

El objetivo de la petición de reenvío reside en captar direcciones de correo, crear bases de datos, transmitir malware, realizar posteriores campañas de correo masivo o simplemente difundir la información falsa para generar miedo en la población.

Precaución a la hora de compartir mensajes que crean alarma a la sociedad, casi con total seguridad, puede ser falso.