La Junta de Gobierno Local ha aprobado solicitar a la Dirección General del Catastro poder acogerse a la aplicación del coeficiente de actualización de los valores catastrales para el ejercicio 2015, previstos en el apartado segundo del artículo 32 del texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario, aprobado por el Real decreto legislativo 1/2004, de 5 de marzo. La solicitud al Catastro había que formalizarla antes del próximo 31 de mayo.

El principal objetivo de esta actualización es aproximar los valores catastrales de la ciudad al 50 por ciento de los valores del mercado, ya que Jerez continúa estando por encima de ese promedio. El coeficiente tendrá que ser determinado en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, pero se ha adelantado que estará entorno al 0,71, lo que significaría una reducción de un 29% sobre los valores actuales.

Hay que recordar que el Ayuntamiento de Jerez ya se acogió este año 2014 a una actualización en función de la entrada en vigor de las ponencias de valores, correspondiendo a nuestro municipio el coeficiente 0,73, lo que ha significado una reducción de los valores catastrales de los bienes inmuebles urbanos en un 27 por ciento, según se publicó en el Boletín Oficial del Estado del pasado 5 de diciembre.

El objetivo del gobierno municipal desde el inicio de la legislatura ha sido adecuar los valores catastrales del municipio acercándolos a los valores reales del mercado inmobiliario, ya que hay que recordar que en 2007 entró en vigor una ponencia de valores que supuso un fuerte incremento.

Tras la aplicación del coeficiente reductor en 2014 se aprobarán coeficientes correctores de valores en 2015; asimismo, para 2016 se prevé poner en marcha, por parte del Catastro, un nuevo sistema de valoración catastral que sustituya al actual de ponencias de valores, y que consistiría en una evaluación permanente de los valores de cada inmueble en base a los de mercado en cada año.