La alcalesa, María José García-Pelayo, asistió a la apertura oficial de la Caseta de los Mayores (nº 162) que tradicionalmente organiza el Consejo Local de los Mayores para celebrar el inicio de la Feria. Una Feria que este año toma como estandarte la integración y el ocio inclusivo, con un amplio programa de medidas y actividades que facilitan el acceso y el disfrute del público en general, y en especial de las personas mayores y personas con discapacidades.

La caseta municipal de los Mayores se consolida año tras año como un auténtico referente de la Feria del Caballo, dando curso a la convivencia de personas provenientes del Jerez urbano y rural, en un espacio adaptado, que dispone las mejores condiciones de accesibilidad con zonas reservadas para personas con movilidad reducida y servicios mejorados para facilitar la estancia. Este año, se suma como novedad la instalación de ventiladores para hacerla más confortable. Con las mejoras incorporadas, el Ayuntamiento da respuesta a las propias demandas planteadas por los mayores y consensuadas con la comisión permanente del Consejo Local de Mayores, “con el que trabajamos permanentemente en la coordinación e impulso de un programa de envejecimiento activo, que plasma la voluntad municipal de hacer que los mayores se sientan activos protagonistas de su tiempo libre y de ocio”.

Con la inauguración de la Caseta de los Mayores, se abre un calendario de actividades lúdicas “tendentes a procurar que los mayores se sientan parte activa e integrada de nuestra Feria, como no podía ser menos. Queremos una feria abierta a todos los públicos y a todas las edades, integrando a todos los sectores de población, visitantes y familias feriantes, apostando también por una Feria que pueda ser compartida por todos de la manera más segura y saludable”, ha dicho la delegada.

Junto a la jornada inaugural, los próximos días de Feria acogen la visita y el encuentro de personas provenientes también de otras localidades próximas, interesados en conocer la Caseta de Los Mayores. En estos días de Feria, en que tiene lugar la convivencia entre personas mayores procedentes de las barriadas y pedanías del Jerez rural, el Ayuntamiento despliega un servicio discrecional de autobuses para facilitar su desplazamiento. Este dispositivo de transporte reduce las dificultades de accesibilidad con la que se encuentran los mayores de la zona rural respecto al urbano.