Las obras del Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA) que se están desarrollando en el Cementerio Nuestra Señora de la Merced avanzan a buen ritmo y se prevé que estén finalizadas para principios de julio. El camposanto jerezano lleva dos años de obras gracias las financiaciones programadas por el PFEA en 2013 y 2014 y al proyecto de mejoras incluido en el convenio con Tragsa. Cuando concluyan las obras la inversión realizada por la Diputación y Ayuntamiento se acercará a los 400.000 euros.

Los técnicos directores de la obra, adscritos al área de Cooperación Municipal, Infraestructuras y Medio Ambiente, que ha coordinado el vicepresidente de Diputación y concejal Bernardo Villar, en coordinación con los técnicos del área municipal de Infraestructuras, bajo la dirección de la concejal responsable María José Rúa, han centrado los trabajos de estos días en la reparación de la cúpula de la fachada y en la demolición de los antiguos nichos. Para la reparación de la cúpula se está empleando una grúa de grandes dimensiones ante la necesidad de alcanzar la altura necesaria de las ventanas. Los operarios están reparando tanto las filtraciones de agua que tienen su origen en las ventanas como en el renovando de parte del alicatado deteriorado.

Paralelamente, estos días se han iniciado las obras de demolición de los nichos del cementerio municipal que fueron sustituidos por dos nuevos bloques construidos recientemente. María José Rúa ha destacado la importancia de estos trabajos de mejora del Cementerio Nuestra Señora de la Merced “porque se trata de un equipamiento muy querido por todos los ciudadanos que a principios de la legislatura presentaba un deterioro alarmante impropio de su valor patrimonial”. María José Rúa ha felicitado a los técnicos porque “se están cumpliendo los plazos fijados”.

Ante el mal estado del camposanto jerezano, el Ayuntamiento y la Diputación programaron una actuación coordinada para realizar mejoras integrales en las infraestructuras. En 2013 el PFEA destinó una primera partida de 75.000 euros para trabajos en el interior y el exterior. En 2014 este mismo programa volvió a presupuestar otros 80.344 euros para completar estos trabajos. En primer lugar se procedió a la adecuación de los parterres de entrada con la instalación de un sistema de riego. En la misma fachada, los operarios han realizado un repaso, con reparación y pintado, de las rejas de esta fachada de la entrada principal.

También se programaron actuaciones de limpieza, reparación e impermeabilización de cubiertas de los edificios de la entrada principal para evitar humedades y filtraciones. Además se han ejecutado trabajos de reparación de vuelos y cornisas de hormigón armado en estos edificios de la entrada y en otros elementos arquitectónicos del recinto con el objeto de reforzar las estructuras. Trabajos a los que se sumaron los acabados de la reparación de los muros del cerramiento trasero del recinto, que estaban afectados por la acción de las raíces de los árboles.

Estas mejoras se han visto completadas estos dos años por los trabajos incluidos convenio suscrito con la empresa Tragsa incluidos  en la realización de actuaciones de mejora en la ciudad. En una primera fase de este proyecto, efectuada en 2014, se construyeron 420 nuevos nichos de sepultura divididos en dos bloques, que contó con un presupuesto aproximado de 200.000 euros. La concejal de Infraestructuras, María José Rúa, ha explicado que tras construcción de estos nuevos nichos se ha procedido a la demolición de los antiguos nichos actuación que constituye la segunda fase del proyecto de remodelación del cementerio municipal, y que ha comenzado a ejecutarse una vez concluido el procedimiento que se ha llevado a cabo con las familias propietarias para el traslado de restos a los nuevos nichos.