La delegada de Bienestar Social, Igualdad y Salud, Isabel Paredes, acompañada de Joana Prat, subdirectora del Área de Integración Social de la Obra Social ‘La Caixa’, Rogelio Prados, director de zona del Área de Negocios de la Caixa, Carlos Giménez, director científico del Proyecto ICI, y Francisco Morales, director de Ceain, ha dado a conocer el contenido de la reunión presidida por la alcaldesa donde se han valorado los tres años de trabajo de este proyecto de intervención comunitaria.

Los resultados de la encuesta realizada en el año 2012, en comparación con la realizada en 2010 cuando se puso en marcha este proyecto ICI, muestran la mejora de relaciones entre los vecinos de la zona sur, lo que significa que el programa funciona y que está evolucionando positivamente.

La delegada ha afirmado que “queda mucho trabajo por hacer,  aunque los resultados son positivos para todos los participantes del proyecto, gracias a que trabajamos desde la transversalidad y la complementariedad. El trabajo de todos y por todos hace posible que este espacio de convivencia nos ofrezca los resultados que todos perseguimos”.

Isabel Paredes ha señalado que con el proyecto ICI “estamos rentabilizando los recursos para dar mayor respuesta a los vecinos, los grandes protagonistas del proyecto. Y eso en una situación de crisis es posible, como se ha demostrado”. Además, la delegada agradece la aportación al proyecto de entidades con una trayectoria importante como Cáritas, Fundación Secretariado Gitano y la Plataforma de Inmigrantes Latinos. “Compartir los distintos puntos de vista no parece fundamental para impulsar proyectos. Queremos seguir en esa línea donde abordemos los problemas emergentes en la infancia y la familia”.

A continuación, la delegada ha agradecido la Caixa su apuesta por el proyecto y por introducir figuras como la evaluación continua, “que es la única manera de conseguir la eficacia y la eficiencia”, para recordar que desde el pasado año se ha dado un cambio de rumbo que se ha plasmado en la constitución de tres mesas de trabajo: mesa de respuestas integrales a la familia; mesa de educación para todos y mesa de convivencia y participación ciudadana.

Estas mesas permitirán dotar y habilitar nuevas oportunidades y facilitarán la integración y la cohesión social en las familias con especial dificultad. “Nos hemos encontrado, a pesar de la épocas de bonanza en el sistema de servicios sociales, con déficits que se repetían; no podíamos permitir que tuviésemos tasas de absentismo, inadaptación y familias sin habilidades educativas, que se transmitían de generación en generación”. Ahora se están elaborando proyectos específicos para eliminar dichas carencias. “Hemos conseguido enganchar a estas familias en el sistema de protección social porque se ha trabajado desde todos los ámbitos en el proyecto. Ahora estamos viendo el compromiso de los vecinos”, ha añadido. De hecho hay una tercera mesa de participación ciudadana que “es fundamental”, ha dicho.

Joana Prat ha incidido en la misma idea. “Hoy es un día importante porque estamos comprobando que el proyecto ICI está dando sus resultados y que el trabajo conjunto está permitiendo avanzar en un proyecto que es de todos. Los temas sociales son lentos, son una apuesta a medio plazo que cuesta visualizar, pero lo importante es que está obteniendo sus resultados”.

“El trabajo conjunto entre administración y técnicos ha permitido avanzar en la convivencia y la cohesión social. El ICI tiene una manera particular y distinta de trabajar ya que apuesta por la corresponsabilidad y la participación de todos los protagonistas de la comunidad”, ha señalado. “No es un proyecto de nadie es de todos”, ha señalado, y, por ello, ha agradecido el trabajo del Ayuntamiento y todas entidades implicadas. Ha recordado que los alcaldes de 14 municipios participantes en el proyecto, entre ellos la alcaldesa de Jerez, firmaron un compromiso por la convivencia esto es “muy importante”.

Prueba de que el proyecto ICI ha obtenido buenos resultados, son los datos que aporta el segundo estudio de 2012 (el primero fue en 2010)) sobre convivencia realizado en la Zona Sur. “Si se trabaja de una determinada manera los resultados pueden ser buenos. Estamos satisfechos porque en Jerez, en plena crisis económica global, los resultados de convivencia son muy buenos e incluso han mejorado”, ha subrayado Carlos Giménez. “Estamos demostrando que cuando se trabajan juntos los resultados son excepcionales, y es algo que Jerez lo está haciendo”, ha subrayado. “Con la crisis se esperaba en este segundo estudio una bajada de la aceptación de la inmigración, se esperaba islamofobia, y mayor conflictividad social. Sin embargo la valoración sobre las relaciones de los vecinos en los espacios públicos es mejor, sobre tres baremos: convivencia, coexistencia y hostilidad”, ha comentado.

Las personas que se identificaban con una relación de coexistencia, de saludarse de no agredirse, ha pasado del 55% al 67%. Las personas que valoran relaciones como buenas han pasado de un 25% a un 22%, “pero si se suman vemos que las buenas relaciones en el barrio han pasado de un 77% al 89%. Es muy significativo si tenemos en cuenta que es un periodo de crisis, de paro y de aumento del rechazo a la inmigración”, ha explicado.

En cuanto a la hostilidad ha bajado de un 8% a un 1 por ciento. “La satisfacción es que el estudio corrobora el trabajo en el barrio. De hecho cuando se pregunta en toda España si se iría usted de su barrio, en la Zona Sur en el 2010 el 54% de os vecinos optaba por quedarse mientras un 39% manifestaba su interés por marcharse.

En 2012, el porcentaje de los que afirman que se quieren quedar supera el 64%. En cuanto a la pregunta de si se sienten identificados con su barrio, ha pasado del 64% al 69%. Por otro lado según una encuesta realizada a nivel nacional sobre el impacto de la crisis económica, en el caso de la zona sur, sólo un 23% afirma que no se ha visto afectado por la crisis. “Esto confirma el trabajo que se está haciendo y que hay un esfuerzo en favor de la convivencia. Solo el hecho de que los niños y las niñas tengan una Escuela de Verano, une mucho al barrio”, ha asegurado.

Por su parte, Francisco Morales ha coincidido en la positiva valoración del desarrollo del Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural ICI. Morales ha puesto de relieve la valía y la implicación de los profesionales implicados de diferentes ámbitos en el proceso comunitario‎, así como las asociaciones y colectivos implicados. “Este es un espacio de corresponsabilidad: sólo entre todos podemos afrontar el reto de una comunidad y un barrio socialmente responsable”, ha dicho. “Estamos pasando de proyecto a proceso”, afirmó el director de CEAIN, refiriéndose al importante paso que se va dar para crear un espacio interinstitucional con las entidades sociales y las administraciones implicadas, de forma que se garantice la sostenibilidad y seguimiento del proceso comunitario de la Zona Sur.