El Colegio de Infantil de Nueva Jarilla sigue clausurado desde febrero por derrumbe

El Partido Popular de Jerez pide a la Junta de Andalucía que aclare el futuro del centro educativo

A principios de año se derrumbó el techo del Colegio de Infantil siendo reubicados los alumnos, supuestamente de forma provisional, en el CEIP Nueva Jarilla. Los Populares piden que se garantice la continuidad de ambos centros sin afectar a la oferta educativa en la ELA.

Desde el Partido Popular, su presidenta María José García-Pelayo junto a Antonio Saldaña y Jaime Espinar, han mantenido un encuentro con padres y madres de alumnos de Nueva Jarilla.

Los populares recogieron las reclamaciones de la comunidad educativa, que principalmente piden que se aclare el futuro del Centro de Infantil que fue clausurado en febrero tras producirse el derrumbe del techo de una de las clases.

Desde el Partido Popular piden en este sentido “que la Junta actúe, repare el colegio de tal manera que los alumnos, actualmente reubicados en el CEIP Nueva Jarilla, puedan volver a su centro”.

Además piden premura en las actuaciones puesto que, desde que se produjo el derrumbe, el CEIP Nueva Jarilla ha perdido la biblioteca, el aula de informática y el laboratorio, para utilizar estos espacios en reubicar a los alumnos del centro afectado por el derrumbe.

A todo ello hay que sumar que el CEIP Nueva Jarilla es un centro SemiD, es decir, que imparte clases de primer ciclo de secundaria, y en este sentido advierten que “desde Educación parece que se está barajando la posibilidad de eliminar la oferta de secundaria en este centro para trasladarlos al Instituto de Guadalcacín, algo a lo que se oponen desde el Partido Popular”.

Por todo ello desde el PP de Jerez, piden que “se aclare el futuro de ambos centros, sin que en ningún caso la solución vaya encaminada por reducir la oferta Educativa en Nueva Jarilla”.

Los populares esperan que “Nueva Jarilla no sufra ese recorte de oferta y eliminación de Centros SemiD que lleva aplicando la Junta de Andalucía en la zona rural jerezana, como ha ocurrido recientemente en Gibalbín”.

Por último, los padres y las madres del centro han trasladado la necesidad de que se acometan trabajos en el CEIP Nueva Jarilla, encaminados entre otros asuntos a resolver los problemas de filtraciones.