Padilla está en el número uno

Repasamos las actuaciones de Padilla, Marín, Pacheco y Ponce, además de reconocimientos ganaderos y los premios de Conil

El 1 de septiembre el torero jerezano Juan José Padilla y el jerezano-oliventino Ginés Marín viajaron a Ejea de los Caballeros (Zaragoza)  en una tarde marcada por un frío y desapacible viento, para enfrentarse a toros de la divisa gaditana de Torrestrella, desiguales de presentación y juego. Padilla a su primero lo mató de metisaca y estocada, obteniendo silencio; a su segundo le dejó dos pinchazos y estocada, siendo también silenciado. Ginés Marín mató a su primero de estocada u ganó una oreja; en su segundo dejó pinchazo hondo y estocada, logrando otra oreja, con lo que se ganó la puerta grande.

Padilla estaba citado el 2 de septiembre en Requena (Valencia) con toros de Los Eulogios, bien presentados y de buen juego. En su primero puso estocada arriba y logró las dos orejas. A su segundo, bien armado y de extraordinaria clase, lo mató de gran estocada, consiguiendo dos orejas y rabo. Abrió la puerta grande junto a sus compañeros Jesús Duque y Varea y el mayoral de Los Eulogios. Juan José actuó el 3 de Septiembre en el Coso de Las Canteras de Priego (Córdoba), para conmemorar el 125º aniversario del coso, con reses de Lagunajanda, en general aceptables de presentación pero justas de fuerza. En su primero dejó buena estocada, logrando una oreja; a su segundo lo mató de estocada tendida  y recibió las dos orejas. Salió a hombros junto a sus compañeros de cartel El Fandi y Manuel Escribano. Padilla viajó el 6 de septiembre a Valladolid para intervenir en la primera corrida de la Feria de la Virgen de San Lorenzo, con toros de Torrehandilla, muy bien presentados y de buen juego. En su primero quedó en silencio y en su segundo obtuvo una oreja. Juan se anunció el 7 de septiembre en la plaza de Campo Pequenho de Lisboa (Portugal) para lidiar en la penúltima corrida de abono (titulada “Corrida de Triunfadores”), en sesión nocturna de casi lleno, toros de Manuel Veiga. En su primero no sonó la música y al final hubo silencio; en su segundo hubo petición de vuelta pero el presidente no la concedió.

A fecha de hoy Juan José Padilla está situado en el número uno del escalafón de los matadores. Recordemos que ya quedó en 2013 y 2014 primero del escalafón al final de temporada, aparte de que el año 2012 quedó segundo.

En cuanto a Ginés Marín, anotamos que el 2 de septiembre acudió a Palencia, en el día de su patrón San Antolín, para lidiar toros de Alcurrucén, muy bien presentados pero justos de fondo. A su primero mató de pinchazo, casi media, muchos descabellos, y estocada, quedando en silencio tras dos avisos; en su segundo mató de estocada honda y descabello, cortando una oreja. Marín actuó el 7 de septiembre en Don Benito (Badajoz), por la primera de feria, en sesión nocturna, con toros de Zalduendo, bien presentados y de juego desigual. En su primero dejó una entera algo caída y recibió las dos orejas; en su segundo recetó una gran estocada, ganando una oreja. Salió a hombros con sus compañeros de paseíllo, Enrique Ponce y Roca Rey.

En el nivel de los no alternativados, el novillero chiclanero Manuel Ponce y el linense Miguel Ángel Pacheco estaban el 6 de septiembre anunciados en Arganda del Rey (Madrid), por la tercera de Feria, con novillos de Couto de Fornilhos, bien presentados pero de juego muy desigual. Ponce afrontó un novillo parado y otro orientado; no estuvo afortunado con los aceros y su resultado artístico fue silencio tras dos avisos y silencio. Pacheco en su primero estuvo bien y el buen manejo de la espada ayudó a conseguir una oreja; en su segundo estuvo mejor y aunque en los aceros no estuvo tan rotundo, no fue obstáculo para lograr otra oreja y salió a hombros de la plaza. Por su parte, Miguel Ángel Pacheco fue el 7 de septiembre a la localidad manchega de Villarubia De Santiago (Toledo) para enfrentarse a novillos de Fernando Peña, en un mano a mano. En su primero cortó una oreja y en su segundo cortó otra con petición de la segunda. Salió a hombros en compañía del otro acartelado, Jesús Ángel Olivas.

En el ámbito ganadero dejamos dos notas. La primera es que la ganadería gaditana de Ana Romero (por el envío lidiado en Azpeitia el 30 de julio) ha quedado como segunda en el premio a la corrida más completa de las lidiadas en la provincia de Guipúzcoa durante la temporada 2017, por detrás de El Parralejo, que se ha llevado el Premio Paco Apaolaza que entrega el Diario Vasco; así, pues, no ha podido repetir, por poco, el premio que sí obtuvo el pasado año 2016. La segunda es que en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), el 3 de septiembre un toro del hierro gaditano de Torrealta (de nombre “Bodeguero”) fue indultado tras ser lidiado por Miguel Ángel Perera, quien fue premiado con las dos orejas y rabo simbólicos; el toro fue bravo de principio a fin. Felicitamos a su representante, Pilar Prado.

Anunciamos que el novillero jerezano Cristóbal Reyes, recientemente ascendido al escalón de los que llevan picadores, está anunciado para participar el 16 de septiembre en un festival en Pedro Bernardo (Ávila), con reses de Belén y Blanca Ortega, junto a los matadores Rubén de León, Damián Castaño y Raúl Rivera.

Terminamos con premios. La Peña Taurina el Albero, de Conil, ha hecho públicos sus premios de la temporada 2017 de El Puerto. El Juli es premiado como Matador Más Destacado; Antonio Ferrera se lleva el premio al Mejor Quite; Iván García (de la cuadrilla de Cayetano) es elegido como mejor subalterno (conjugando su labor de brega y su actuación en banderillas); José Antonio Barroso (de la cuadrilla de El Juli) es elegido por el mejor puyazo; el premio a la mejor ganadería queda desierto. El jurado, cuyos presidente y secretario eran los de la Peña, se componía, además del maestro Luis Parra Jerezano, de críticos y comentaristas taurinos, entre los que se encontraba el responsable de la información taurina del Grupo Mira Comunicación.