La alcaldesa, María José García-Pelayo, junto a miembros del equipo de Gobierno, ha inaugurado hoy la Plaza Santiago Zurita, en el barrio de San Mateo. El acto ha contado con la presencia del homenajeado, así como del presidente de la asociación de vecinos Centro Histórico, Alejandro González; y el hermano mayor del Desconsuelo, Ángel Bocarando, junto a vecinos, amigos y familiares. La regidora ha descubierto junto a Santiago Zurita una placa conmemorativa de este acto de inauguración, con el que se ha ofrecido un reconocimiento sorpresa al presidente de la plataforma Pro San Mateo por su labor a favor del templo.

García-Pelayo ha destacado el esfuerzo del homenajeado para reivindicar el mantenimiento y la rehabilitación de San Mateo, y su compromiso tanto con el templo como con el barrio. La alcaldesa ha reiterado el compromiso del Gobierno municipal con la recuperación de San Mateo y de todo el centro histórico.

La alcaldesa ha destacado que “estamos trabajando de la mano con la Mesa del Centro Histórico, porque tenemos un empeño muy firme en recuperar el corazón de la ciudad. Podéis estar seguros que no vamos a cejar en este empeño, porque poner en valor nuestro patrimonio, supone invertir en la promoción de la ciudad y en su desarrollo económico, y ese es el primer objetivo de esta alcaldesa, el crecimiento y la creación de empleo”.

Previamente ha tomado la palabra Alejandro González Morillo como presidente de la Asociación de Vecinos “Centro Histórico”, que ha recordado los numerosos méritos de este vecino, que han motivado que la asociación, con el respaldo de la Hermandad del Desconsuelo, hayan solicitado al Consistorio este merecido reconocimiento.

Por último, Santiago Zurita ha agradecido el reconocimiento recibido y ha asegurado que va a seguir trabajando por este barrio y por su Iglesia de San Mateo, algo que “he hecho con mucho gusto”, según ha explicado. Zurita ha puntualizado que este trabajo por y para San Mateo y su barrio es también “de muchas otras personas que también han colaborado” y hacia quienes ha tenido también palabras de agradecimiento.

En su intervención ante los numerosos asistentes, el presidente de la plataforma Pro-San Mateo ha destacado e insistido en la importancia que tiene esta iglesia para el barrio, subrayando que es un templo declarado Bien de Interés Cultural, con una extraordinaria riqueza cultural y patrimonial, en el que continuará trabajando y centrando sus esfuerzos “para que sea conocido por todos los ciudadanos y se pueda abrir también al turismo”.