Lo mejor de la 3ª sesión de Preliminares del COAC 2018

Aquí tienes la selección de las coplas más destacadas tras la tercera jornada del concurso en el Gran Teatro Falla

A la tercera, la vencida. Llegaban a las tablas del Falla los esperados acordes de Su Majestad el Tango. El primer coro del COAC 2018, ‘Rockola’ [4º premio en 2017 con ‘La Reina de la Noche’] decía “presente” en esta edición, inaugurando la jornada con una elaboradísima puesta en escena ambientada en los Estados Unidos de los años 50.

Rock & Roll y baile, mucho baile, fue lo que trajo este Coro de los Estudiantes que se consagró el año pasado entrando, por la puerta grande, en la Final. El popurrí, imprescindible para aquellos a los que les gusta mover el esqueleto.

Si en la segunda sesión tuvimos chirigoteros burgaleses, ahora venían desde Beniaján, en Murcia. ‘El Circo de la Sombra’ [Preliminares en el COAC 2017 con ‘Los Machos Ibéricos’], visto cómo está el patio, apostaba por un tipo un tanto arriesgado. Presentan el Dream Team de los presidiarios de nuestro país, aunque se han permitido colar alguno sin que haya estado entre rejas (al menos, por el momento).

Muy originales los cuplés, con música circense al comienzo. El segundo venía calentito y recibió el halago de los presentes. También acertaron con el estribillo.

Le tocaba a la comparsa ‘La Perla Dorada’ [Preliminares en el COAC 2017 con ‘Color Esperanza’]. Los marbellíes le pusieron muchas ganas metiéndose en el papel de unos vendimiadores de lo más optimistas. Entre lo mejor, este genial homenaje a Chiquito de La Calzada en forma de pasodoble.

Momento para ‘Los que vienen de vuelta’ [No participó en el COAC 2017]. El nombre lo dice todo; historiquísimos carnavaleros de Cádiz, como el genuino Carapapa, que se reúnen para pasar un buen rato y tratar de hacérselo pasar al aficionado.

Estos rocieros desubicados permitieron disfrutar de la sencillez del carnaval más añejo, sin estridencias y con cierta valentía. El segundo cuplé, una reflexión en torno a la gastronomía japonesa, arrancó la carcajada general.

‘Las Irrepetibles’ [Preliminares en el COAC 2017 con ‘Una voz de madera’], de Alcalá de Guadaíra, dejaron un buen sabor de boca mostrando un tipo alegórico que nos traslada a los libros, historias con páginas únicas e irrepetibles.

Dulzura y musicalidad fueron sus bazas, en un repertorio donde no faltó la denuncia social. El segundo de los pasodobles fue un reproche a los argumentos aducidos por los abogados en el juicio contra La Manada, los jóvenes que presuntamente agredieron sexualmente a una chica en los pasados Sanfermines.

Era el turno de la cabeza de serie de la noche, ‘Los Quitapupas’ [Cuartofinalistas en el COAC 2017 con ‘Los Kunfundíos’]. El gaditano Juan Manuel Braza Benítez ‘El Sheriff’, referente incuestionable en la modalidad de la gracia, reparte este año los hechizos y recetas homeopáticas de un peculiar curandero.

Como cada año, no pierden el sello de la casa en ninguna de sus coplas. Aún estando bien cargada de humor en su conjunto, destacó esta letra alrededor de las creencias religiosas con un más que emotivo giro final.

La comparsa ‘La Esclavitud’ fue la última en alzar el telón [No participó en el COAC 2017]. Venidos desde Almería, son esclavos del veneno carnavalero. Se percibe el trabajo en las voces. También se unieron a las ya habituales denuncias contra el machismo mediante esta dramática narración del infierno de las mujeres maltratadas.