Agentes de la Policía Local, comisionados por la Sala Directora del Servicio, sorprendieron el lunes a quien fue identificado como J.M.F.O. ejerciendo venta ambulante de patatas en un vehículo en la calle Real de El Torno. El filiado carecía, como comprobaron los agentes actuantes, de los oportunos requisitos legales para ejercer la venta ambulante. En virtud de ello, la Policía Local levantó el acta correspondiente e intervino 1.150 kilos de patatas distribuidas en 115 bolsas de 10 kilos. La mercancía quedó depositada en Mercajerez, como procede en estos casos.

En otro orden de cosas, la Policía Local ha realizado tres detenciones por la comisión de presuntos delitos contra la Seguridad Vial. A las 13,05 horas de ayer, con motivo de un control a raíz de la campaña de la Dirección General de Tráfico (D.G.T.) sobre el uso del cinturón de seguridad, fue detenido M.A.V. circulando en un turismo en calle Medina sin permiso de conducción por pérdida total de puntos y no habiendo realizado, por lo tanto, el curso de recuperación del mismo.

A las 20,20 horas, en la avenida de la Soleá, efectivos de la Policía Local que realizaban servicio en la zona sorprendieron a G.M.G. conduciendo un turismo con evidentes síntomas de estar bajo los efectos del alcohol. Por tal motivo, los agentes trasladaron al filiado a la Jefatura de la Policía Local, donde se le practicó el control de alcoholemia que ofreció resultado positivo, instruyéndose las oportunas diligencias.

Igualmente, en un control realizado en la Plaza de la Constitución, agentes de la Policía Local procedieron a la detención de quien fue identificado como M.H.C. conduciendo un vehículo sin haber obtenido nunca el preceptivo permiso de conducción. A tenor de ello, fue trasladado a la Inspección de Guardia de la Policía Local, donde se instruyeron las oportunas diligencias.