El delegado de Urbanismo y Movilidad, Agustín Muñoz, ante las manifestaciones del grupo socialista sobre el servicio de autobuses urbanos de la ciudad, quiere dejar claro que “todos los autobuses que componen la red del servicio público de transporte urbano han pasado su correspondiente ITV y disponen de seguro obligatorio”. Por tanto, el delegado “no entiende las declaraciones del grupo socialista, que no se ajustan a la realidad y que pretenden crear una alarmismo innecesario en los ciudadanos”.

Muñoz ha recordado que “una de las prioridades de este Gobierno, desde el primer día de mandato, ha sido normalizar y dotar de estabilidad el servicio de autobuses urbanos. “El anterior gobierno dejó en herencia, con la concesión a Urbanos Amarillos, un servicio de autobuses inviable, con una red poco operativa, marcado por continuas huelgas debido a los impagos a los trabajadores y que, debido a su práctica paralización, perjudicó notablemente al comercio en el centro y a la ciudadanía en general hasta que este Gobierno no tuvo más remedio que secuestrar el servicio para hacerlo viable”, ha afirmado Agustín Muñoz.

Igualmente, el delegado ha destacado que “la irresponsabilidad del PSOE en la gestión del servicio de autobuses urbanos es manifiesta desde que en 2006 el entonces gobierno de coalición con el PSA accediera a renovar la concesión, por 12 años, con Cojetusa. Pero aún fue a más, ya que, a los tres años, ante las múltiples quejas de usuarios y de los trabajadores, y por haber entrado Cojetusa en concurso de acreedores, el gobierno del PSOE, en 2011, adjudicó el servicio a la concesionaria Urbanos Amarillos, cuyos incumplimientos originaron que este Gobierno del PP tuviera primero que intervenir el servicio para dotarlo de estabilidad y normalidad y luego, hace un mes y medio, gestionarlo a través de una empresa municipal para seguir trabajando hacia una estabilidad definitiva”.

De esta manera, según ha manifestado Muñoz, “es lamentable que el PSOE, que dejó el servicio de autobuses en manos de una concesionaria como Urbanos Amarillos que provocó huelgas históricas en el sector y la práctica paralización del servicio, se queje de esta manera cuando todos los autobuses funcionan, han pasado la ITV, disponen de seguro y, pese a que la flota es mejorable, el número de viajeros sigue aumentando cada trimestre”.

En este sentido, el delegado ha reiterado que “ha sido y es prioridad para el Gobierno local cumplir con un servicio básico para la ciudadanía como es éste, a la vez que ha destacado el buen trabajo y la colaboración por parte de la plantilla”. “De ahí el paso que hemos dado, con el refrendo del Pleno, para su gestión a través de una empresa municipal”, ha subrayado.

Hay que recordar que “desde hace dos años no hay conflicto laboral alguno, y que hemos puesto en marcha una nueva red de viajeros por consenso que ha sido un éxito avalado por el incremento de los usuarios y que hemos incorporado 30 vehículos a la flota, que si bien no son nuevos, sí contribuyen a la prestación del servicio, están bien conservados. Estamos además en la misma línea que otras empresas de transporte urbano que, debido al factor crisis, están aumentando la edad media de los vehículos en servicio”.