Novilladas y tauromaquia popular son pilares de la Fiesta

Estos días se activan los novilleros de la tierra y las fiestas taurinas de los pueblos gaditanos

La provincia cuenta con un nuevo novillero. El 5 de agosto en Riscle (Francia), con plaza casi llena, tuvo lugar el debut del jerezano Cristóbal Reyes como novillero con caballos, ante novillos de Marqués de Albaserrada, perfectamente presentados pero descastados. En su primero, después de buenas verónicas, tuvo que poner mucho corazón para sacarle los muletazos de uno en uno; tras pinchazo y entera, el resultado fue silencio.

En su segundo, casi un toro, estuvo acompañado por el entusiasmo del público pero apenas pudo mover a su adversario; la espada entró entera pero hubo otro silencio aunque en la despedida fue ovacionado. Sus compañeros fueron el madrileño David Garzón, que tuvo silencio y silencio, y el malagueño Juan Carlos Benítez, que también se llevó silencio y silencio. Acompañamos la foto captada por Christian Lamoulie, que recibió el brindis del debutante.

El 5 de agosto tuvo lugar en Parentis en Born (Francia), con lleno, una novillada picada con novillos de Monteviejo, bien presentados, tres interesantes y tres complicados, que recibieron, todos, tres varas. Hubo doble participación de la provincia de Cádiz. El chiclanero Manuel Ponce, en su primero, único que flojeó un poco pero codicioso, anduvo algo desconfiado y con cierta dificultad, acabando con un metisaca y una honda tendida; tuvo silencio. En su segundo, precioso, no hubo faena pues se venía al novillero cortándole terreno, lo que hizo que éste decidiera abreviar; tras entera contraria y descabello recibió otro silencio. El linense Miguel Ángel Pacheco resaltó por su firmeza y convicción; en su primero, gazapón y distraído, supo corregir con derechazos mandones los defectos molestos del novillo y logró dos series de naturales ovacionadas; mató de entera trasera y dio vuelta al ruedo con fuerte petición.

En su segundo, complicado, se esforzó en alguna serie meritoria por la derecha antes de que el novillo se rajara; tras dos pinchazos y una entera baja, logró palmas. Completó terna Daniel García Navarrete, que recibió silencio y palmas.

Las escuelas taurinas han culminado un nuevo ciclo de Fomento de la Cultura Taurina en Andalucía. El 22 de julio se celebró en la localidad serrana de Villaluenga del Rosario la novillada en clase práctica correspondiente a la Gran Semifinal.

Con temperatura agradable, el recinto presentaba un lleno a rebosar. Los novillos fueron de la ganadería de Ana Romero y salieron bien presentados; al sexto se le dio la vuelta al ruedo. El resultado artístico fue como sigue: José Antonio El Lauri (de la Escuela de Lucena), oreja; José Andrés Marcillo (de la Escuela “La Gallosina”), oreja; Jesús Cuesta (de la Escuela de Sevilla), vuelta; Álvaro Passalacqua (de la Escuela de Málaga), oreja; Manuel Vera (de la Escuela de Jerez), vuelta con petición; Ismael Jiménez (de la Escuela de Badajoz), dos orejas.

El 29 de julio tuvo lugar en Almedinilla (Córdoba) la Final del XXIII Certamen de Fomento de la Cultura Taurina en Andalucía, con trasmisión en directo por las cámaras de Canal Sur. Se lidiaron novillos de El Torero y el resultado artístico fue así: José Antonio el Lauri (de la Escuela de Écija), dos orejas y dos orejas y rabo; José Andrés Marcillo (de la Escuela La Gallosina), ovación y dos orejas; Ismael Jiménez (de la Escuela de Badajoz), oreja y dos orejas.

El jurado, formado por José Almenara, Ildefonso Dell’Olmo, Elena Aguilar y Domingo Carrillo, declaró triunfador a José Antonio El Lauri, quedando segundo clasificado Ismael Jiménez y tercero, José Andrés Marcillo.

Un total de veinticuatro alumnos de las diferentes escuelas de tauromaquia de Andalucía y de escuelas invitadas comenzaron esta temporada el XXIII Ciclo de Fomento de la Cultura Taurina en Andalucía, que organiza la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas “Pedro Romero”. De la primera fase salieron nueve clasificados para las semifinales; luego, seis pasaron a la gran semifinal y de ésta salieron los que ocuparon los tres puestos de la final. Durante estos meses se han recorrido localidades de todos los puntos de Andalucía, desde santa Olalla de Cala, en la provincia de Huelva, a Andújar, en Jaén. Se han dado novilladas sin caballos en localidades como Utrera, Roquetas de Mar, Los Barrios, Dos Torres, Alcudia de Guadix o Villaluenga del Rosario, terminando el ciclo en Almedinilla.

Terminamos por hoy hablando de tauromaquia popular. Los días del mes de agosto son habitualmente fechas en que los pueblos de la sierra gaditana celebran las fiestas con toros y vaquillas por las calles. Concretamente Benaocaz, que ya en febrero suelta dos toros por las calles para celebra a San Blas, ahora en agosto, con motivo de la feria, tiene el toro de cuerda, que este año se fijó en el día 12, y las vaquillas del día siguiente (continuando una tradición que se remonta al siglo XV). En la misma fecha del 12, Villaluenga del Rosario suelta este año el toro de cuerda en tres horarios diferentes, a las doce de la mañana, a las siete de la tarde y luego a las ocho, con tres ejemplares diferentes, claro, que este año son de la ganadería de Reservatauro. En Benamahoma, con motivo de las Fiestas de Moros y Cristianos, este años se han soltado las tradicionales vaquillas entre los días 4 y 7 de agosto. A principios de agosto han tenido lugar las vaquillas de El Gastor. En Grazalema y en Zahara de la  Sierra la suelta tendrá lugar en la tercera semana de agosto. En cuanto al Jerez rural, también a primeros de agosto se soltaron vaquillas en La Barca de la Florida con motivo de su feria y este año, como novedad, se estrena la localidad de Guadalcacín.