La Central Sindical exige, durante la concentración celebrada esta mañana, la restitución de todo lo recortado desde 2012 y una oferta de empleo público acorde a las necesidades de la Función Pública

Más de 50 delegados de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Cádiz, se han concentrado esta mañana ante la Delegación del Gobierno de la Junta en Cádiz, para mostrar su más absoluto rechazo al recorte de la paga extra de Navidad de los empleados públicos de Andalucía, que ha supuesto un nuevo ataque a este colectivo, ya de por sí castigado desde hace varios años por los constantes recortes que las administraciones, tanto estatal como autonómica, han estado aplicando.

Como ha explicado la vicepresidenta de CSIF-Cádiz, María José Cano, durante la protesta, “esta movilización es una nueva muestra de la oposición de este sindicato hacia las medidas que la Junta está tomando y que hace pagar a sus propios empleados públicos desde mayo de 2012, cuando se aprobó el Plan de Ajuste que cercenó sus derechos sociolaborales”.

Del mismo modo, Cano ha recordado que la Central Sindical ya ha solicitado “en Mesa General y por escrito su oposición a este recorte y su exigencia de que se devuelva hasta el último céntimo recortado a los empleados públicos dependientes de la Junta, que en la provincia alcanzan los 32.000, y que sólo con su trabajo y profesionalidad han conseguido que los servicios públicos no se hayan visto afectados por estos graves recortes”.

Por último, María José Cano ha señalado que con estas protestas, CSIF exige “una convocatoria de Oferta de Empleo Público acorde a las necesidades que sufre la Administraicón, puesto que la anunciada por la Junta hace unos días ha sido ridícula y totalmente insuficiente para el grave déficit de personal que sufre la Función Pública en Andalucía”.

CSIF recuerda que con estas políticas de la Junta, los empleados públicos de Andalucía quedan como los únicos de todo el país que no percibirán de manera íntegra su paga extraordinaria en Navidad. Por eso, la Central Sindical, como fuerza mayoritaria de la Función Pública andaluza, seguirá movilizándose en todas las provincias de la comunidad autónoma para exigir la recuperación de todos los derechos que les han sido retirados injustamente.