El Tribunal Supremo de Andalucía (TSJA) ha considerado ajustado a derecho el “secuestro municipal” del servicio de Autobuses Urbanos ejecutado por el Gobierno local tras los acuerdos de las Juntas de Gobierno local de los pasados 4 y 7 de mayo de 2012.

El alto tribunal andaluz, según la sentencia que ha sido hoy notificada al Ayuntamiento, avala la citada decisión municipal y ratifica la sentencia del juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de la ciudad emitida el pasado 26 de diciembre de 2013 y que desestimó el recurso interpuesto por Urbanos Amarillos contra el Gobierno local por tal “secuestro municipal” del servicio y que, por lo tanto, avaló la medida adoptada por el Ejecutivo.
AGUSTÍN MUÑOZ: “FUE UNA MEDIDA VALIENTE Y ACERTADA”

El delegado de Urbanismo y Movilidad, Agustín Muñoz, ha subrayado que “el TSJA ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por Urbanos Amarillos contra la sentencia emitida por los juzgados de Jerez y, por lo tanto, vuelve a considerar ajustado a derecho el secuestro. Desde el primer día que tomamos posesión del Gobierno tuvimos claro, con la alcaldesa al frente, que la normalización del servicio de autobuses urbanos era una prioridad para este Gobierno y que teníamos que tomar decisiones firmes encaminadas a la mejora y prestación con unos mínimos de calidad de este servicio”.

Por lo tanto “la decisión de la intervención municipal del servicio fue una medida valiente y acertada de este Gobierno local, en un momento difícil y en el que la situación de los autobuses urbanos estaba lastrando la economía de la ciudad, principalmente haciendo mella en los comerciantes de la zona centro. Una medida firme, avalada nuevamente por los juzgados y que vino a dar estabilidad a la prestación de un servicio que es básico para la ciudadanía y que estaba sumido en el caos por la incapacidad de la concesionaria de responder a sus obligaciones”, ha explicado el delegado de Urbanismo y Movilidad, Agustín Muñoz.

El TSJA, según reza el texto de la sentencia, expresa que la medida se adoptó “por una situación de fuerza mayor”. Asimismo, el TSJA recoge que “al menos durante cuatro meses la ciudad se vio privada del servicio de transporte urbano de viajeros, lo que imponía una actuación de la administración local destinada al cumplimiento de este servicio, no pudiendo considerarse que fuera desproporcionada”.

La resolución judicial considera, ratificando la sentencia emitida por los juzgados de Jerez en diciembre pasado, que no hubo indefensión de la concesionaria en el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno Local para el “secuestro” del servicio “ya que notificó a la empresa por conducto notarial el requerimiento para corregir o subsanar las deficiencias del servicio en 48 horas y el efectivo conocimiento que venía teniendo la empresa de la situación existente en la prestación del servicio”.

El “secuestro municipal” del servicio, ejecutado el lunes 7 de mayo de 2012 coincidiendo con la inauguración de la Feria del Caballo, en contra de lo planteado en el recurso por la concesionaria, “es una razón suficientemente justificativa de la urgencia en la adopción de la citada decisión y a fin de garantizar, de modo inmediato, su adecuada prestación durante unos días de afluencia y uso masivo de los transportes públicos por parte de la ciudadanía”.

En este sentido, el TSJA resalta que el hecho de que tras el “secuestro” del servicio hubiera una desconvocatoria simultánea de la huelga por parte de los trabajadores, “podría igualmente responder a la legítima confianza de éstos en que los nuevos gestores solventasen la diversa problemática que justificaba la situación de conflictividad  laboral presente en la empresa”, como así ha sido.

LOS BENEFICIOS DEL “SECUESTRO” Y LA GESTIÓN DIRECTA

El Gobierno local decidió ejecutar el secuestro en aras del funcionamiento y estabilidad del servicio. Esta figura jurídica expiró, acorde a la legalidad vigente, el pasado 6 de mayo, fecha en la que el servicio ha pasado a ser gestionado directamente por el Ayuntamiento a través de la empresa municipal Comujesa tras la resolución del contrato.

Durante el periodo de secuestro, el Gobierno local proporcionó la estabilidad necesaria al servicio, de tal manera que se configuró y puso en marcha de una nueva red de líneas; se gestionó la llegada de 30 vehículos de nueva adquisición para refuerzo de la flota y se llegaron a superar los 4 millones de viajeros en la media móvil interanual en el primer aniversario la nueva red (cuya inauguración fue el 17 de diciembre de 2012). En este sentido, hay que destacar que, a fecha de 30 de septiembre de 2014, el número de viajeros según este parámetro de medida se ha situado en los 4,3 millones de viajeros.

Del mismo modo, la normalización económica tras la ejecución del secuestro se ha traducido en aspectos tales como los acuerdos de pago con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, eliminando los riesgos de embargo que existían por la deuda acumulada con tales instituciones, así como la estabilización del pago de las nóminas de los trabajadores gracias también a la reducción del 20% de los costes de personal en virtud del nuevo convenio colectivo que se alcanzó con la plantilla. Igualmente, se está gestionando la subvención al transporte que no se recibe desde el año 2009.