La alcaldesa,  María José García-Pelayo, junto al vicepresidente de la Diputación Provincial de Cádiz, Bernardo Villar, la delegada de Medio Rural, Susana Sánchez, y el delegado de Urbanismo y Movilidad, Agustín Muñoz, ha visitado la Parroquia de San Isidro de la Barca donde ha sido recibida por el párroco Diego González. En este encuentro, el sacerdote de la parroquia de La Barca ha explicado a la regidora jerezana las necesidades técnicas que, en el ámbito de la conservación de las instalaciones, son más imperiosas con el objeto de estudiar las posibilidades técnicas de su rehabilitación, en la colaboración con las administraciones.

En primer lugar, la alcaldesa ha sido informada del estado de conservación de la torre de la iglesia, donde son apreciables desperfectos que, según ha manifestado el párroco, hacen necesaria una intervención. En este sentido, el vicepresidente de la Diputación ha recordado que la Institución Provincial tiene suscrito un convenio de asistencia técnica con el Obispado de Jerez por lo que ha emplazado al sacerdote de la parroquia a dar traslado de la situación de la torre para que, en el marco de este convenio de asistencia técnica, se lleve a cabo un estudio técnico de los trabajos que son prioritarios como primer paso a una posible actuación posterior.

En segundo lugar, el párroco ha expuesto la situación que atraviesa el salón principal de la parroquia por la falta de espacio. Esta zona, que alberga a más de 90 niños y niñas catequistas y adultos, se ha quedado pequeña como sala de convivencia.

De igual modo se ha analizado en el encuentro las dificultades que la Hermandad de la Barca tiene para la custodia de los pasos. En este sentido, el Ayuntamiento va iniciar un estudio técnico sobre la posible ampliación de esta parte del inmueble.