Fallece Camilo de Caso, histórico profesor de La Salle

Nos deja, a los 99 años de edad, uno de los más ejemplares educadores lasalianos

La muerte no constriñe su asiduidad. Aparece y reaparece a la chita callando. Para arrebatar de un zarpazo el último soplo de vida de personas muy queridas. La ciudad de Jerez ahora de nuevo se duele para sus adentros.

Ha fallecido Camilo de Caso Garrido -don Camilo, para tantísimas generaciones de jerezanos que lo tuvieron como histórico profesor del Colegio La Salle Buen Pastor-. Don Camilo -pongámosle el don al margen del libro de estilo del periodismo correcto- formaba parte de una pléyade de educadores lasalianos que sin duda marcaron época y que bien podríamos enumerar en los legendarios nombres de su hermano Manuel de Caso, Manuel Diosdado o José Ramón Fernández Lira (todos ya fallecidos) o Manuel Pareja (a Dios gracias aún entre nosotros).

Camilo de Caso Garrido ha muerto a los 99 años de edad. Viudo ya de su querida esposa -tan inseparables siempre ambos- Juana Sandoval Hidalgo.

Camilo, de entre sus compañeros de claustros, fue quien más años estuvo desempeñando su labor de profesor en el colegio La Salle. Inicialmente en San José preparando a innúmeros alumnos para sus ingresos en la Escuela de Comercio o bien en el Instituto.

Posteriormente formó parte, en el año 1954, del primer claustro de profesores del mítico colegio La Salle de Cristina. En efecto siempre mantuvo intacta su capacidad de servicio a sus superiores y, cómo no, a la docencia más excelente en favor de sus alumnos. Muchos alumnos de entonces lo recuerdan, en la mencionada Alameda Cristina, como tutor de 3B.

Ya en el centro lasaliano de la calle Antona de Dios Camilo de Caso era el tutor de 5, por excelencia. Durante décadas impartió, entre otras, la asignatura de música. De hecho también era archiconocido como el profesor de flauta.

Elegante en el vestir y cercano de trato. Poseía una Academia particular en calle Chancillería, desde la que impartía clases particulares. Incluso también con su hermano Manuel en la Academia de éste, sita en calle Valientes.

Una vida entregada por entero a la docencia. A la formación académica. Pero también a la formación en valores. Deja un entrañable y memorable legado en generaciones y generaciones de alumnos. Descanse en paz don Camilo de Caso.