Un niño llega al colegio con el pelo congelado tras recorrer 4,5 kilómetros

La imagen de Wang Fuman está dando la vuelta al mundo tras publicarla su profesor a través de las redes sociales

La imagen del pequeño Wang Fuman está dando la vuelta al mundo tras publicarse una foto suya con el pelo totalmente congelado. Con apenas 8 años, este niño recorre todos los días 4,5 kilómetros a pie desde su casa hasta su escuela, soportando temperaturas que alcanzan los diez grados bajo cero. Recientemente, su profesor sacaba a la luz a través de las redes sociales la realidad del menor que debe soportar condiciones infrahumanas para recibir clases. Tras ello, numerosos medios chinos se hicieron eco de la noticia y ahora la imagen de Wang Fuman es conocida por casi cualquier rincón del planeta.

Residente en la región de Zhaotong, una zona rural de la provincia de Yunnan, al sur de China, Wang pertenece a un segmento de la población denominados “dejados atrás”. Estos niños suelen estar a cargo de sus abuelos o familiares más cercano tras la marcha de sus padres a la ciudad en busca de un sustento económico y una mejora de la calidad de vida para sus familias.

La historia, recogida en primicia por Thepaper.cn se ha convertido en un fenómeno global ante la indignación de miles de personas. Wang reside en una casa de barro con un techo recubierto de paja. Su madre abandonó a la familia años atrás, mientras que el padre emigró a la urbe y mensualmente envía a su hijo, su abuela y su hermana 250 euros con los que deben hacer peripecias para sobrevivir.

En el día que saltó la noticia, además del pelo y las cejas completamente congeladas, Wang presentaba claros síntomas de hipotermia con las mejillas enrojecidas y las manos llenas de heridas y rasgaduras a causa del frío. Tras conocerse su historia, se ha creado un fondo de desarrollo juvenil para proveer a Wang y los niños de la zona de ropa de invierno con las que afrontar esta dura época de frío.

Las autoridades locales tampoco se han quedado de brazos cruzados y han habilitado una casa para la familia a una distancia más cercana de la escuela y a la que se mudarán próximamente.