Bernardo Villar, Susana Sánchez y Lidia Menacho han visitado los trabajos realizados en el edificio que presentaba problemas de seguridad interiores y exteriores

El vicepresidente segundo de la Diputación Provincial de Cádiz y concejal, Bernardo Villar, acompañado de la delegada de Medio Rural, Susana Sánchez, y la delegada Educación y Juventud, Lidia Menacho, han visitado las obras de mejora que, con cargo al Programa de Fomento de Empleo Agrario 2014, se han desarrollado en el CEIP Guadaluz de Guadalcacín.

En compañía de la directora del CEIP, Soledad González, los responsables municipales han recorrido las instalaciones del centro educativo donde los técnicos adscritos al Área de Cooperación e Infraestructura de la Diputación Provincial, han explicado los distintos trabajos de reparación llevados a cabos en este centro que, si bien fue inaugurado en 2008, necesitaba una serie de reparaciones en cuanto a la seguridad del edificio. Seis años después de su construcción, este centro escolar ha sido incorporado a las obras del PFEA por el Ayuntamiento de Jerez para ser reparado debido a los numerosos fallos de construcción que presentaba del edificio: caída de azulejos, rotura de la cristalería decorativa exterior, humedades por filtraciones de la azotea, deficiencias todas que ponían en peligro la seguridad de los propios alumnos.

El proyecto del PFA del CEIP Guadaluz, y otras actuaciones en la pedanía, ha contado con un presupuesto de 124.717 euros, de los que 89.075 euros se han empleado en mano de obra, que aporta el Ministerio de Empleo, y otros 35.630 euros corresponden materiales empleados que subvencionan la Junta de Andalucía y la Diputación; durante el desarrollo de las obras se generarán 1.088 jornales.

En la planta baja del CEIP se han realizado diversas reparaciones como la restitución de las rejas de las fachadas y el cambio de las amplias cristaleras, que han sido sustituidas por un enrejado plano de acero de celosías sin aristas. En interior se reparado paños de alicatados con peligro.

En la primera planta, los arreglos se han centrado en los baños de los alumnos donde se ha colocado una solería de baldosa antideslizante y se han fijado los inodoros, que se hallaban movidos. En esta misma planta, en la terraza se ha acabo con las filtraciones de agua. Para ello se colocado tela asfáltica que ha sido cubierta con pintura de cloro y caucho. En el patio del centro, se han plantado numerosos árboles, que han sido aportados por el vivero provincial de Diputación. El patio del centro carecía de zonas sombreadas por ausencia de arbolado. Cabe destacar que en esta legislatura, es la primera vez, que se incluyen obras en centros educativos dentro del programa PFEA.