Mamen Sánchez se reservó 70 entradas en el concierto de Sabina en Jerez

El Gobierno Local colocó esta premisa en el contrato del concierto de Joaquín Sabina celebrado en Chapín el 1 de septiembre

El pasado 11 de septiembre, la alcaldesa de Jerez, rubricó con su firma el acta de la Junta de Gobierno Local la adjudicación del contrato de coproducción del concierto de Joaquín Sabina. El espectáculo tuvo lugar el 1 de Septiembre de 2017 en el estadio municipal de Chapín por procedimiento negociado sin publicidad, y curiosamente la Junta de Gobierno Local tuvo lugar un sólo día antes, el 31 de agosto.

El contrato de coproducción se firmó con la productora Concert-Tour Gestiones SL, quien gestiona con éxito gran parte de los conciertos realizados por grandes artistas. En dicho contrato, el Ayuntamiento, quien puso a disposición el Estadio Municipal de Chapín, acordó una serie de estipulaciones para la concesión del espectáculo, entre las que destaca la petición de setenta localidades en régimen de protocolo por el Gobierno Local que preside Mamen Sánchez.

Hay que recordar que el precio para las personas que no contaran con una de esas 70 entradas era el siguiente: 90 Euros en la ‘Zona A’ frente al escenario, 80 Euros en la ‘Zona B’ frente al escenario, 70 Euros en los laterales, y 35 Euros la entrada general.
El Ayuntamiento de Jerez no ha informado de momento de quienes son las personas que se han beneficiado de las entradas de protocolo, 70 entradas cuya petición firmaron en el contrato con la coproductora en el acta de la Junta de Gobierno Local (descargar aquí) que se realizó un sólo día antes, el 31 de agosto, y que fue firmado entre el 9 y el 11 de septiembre por el Secretario y por la Alcaldesa de Jerez, más de una semana después de la realización del concierto. Si hubieran decidido no aprobar el contrato, el montaje del escenario ya se había realizado.

Joaquín Sabina regresaba a Jerez de la Frontera diez años después para presentar su último trabajo ‘Lo niego todo’ en medio de una enorme expectación y el jienense agotó prácticamente todo el papel puesto a la venta. Para la cita, un escenario improvisado. El fondo norte de Chapín, que cambió sus porterías por asientos desde los que contemplar y acompañar los acordes del ubetense.