El turismo de Jerez en el centro

“Hay que trabajar a fondo para desarrollar un producto turístico que haga impacto”

 Por Mercedes Orellana, Técnica en Empresas y Actividades turísticas 

Por nuestra forma de vivir y sentir el vino, Jerez está muy bien identificada como un destino (eno)turístico de primer orden, sin embargo aún no existe una clara consolidación de nuestra industria turística, observándose además una falta de cohesión entre el gobierno local y las empresas del sector, es decir una falta de cooperación público-privada.

Hay que trabajar a fondo para desarrollar un producto turístico que haga impacto, que ponga a nuestro centro histórico de nuevo en valor. Un paquete de medidas totales donde intervengan hostelería, restauración, comercios emblemáticos, bodegas, tabancos, tablaos, etc y que todos ellos en colaboración organizada, puedan ofrecer al turista que viene a vernos un recuerdo de marca Jerez, y unos servicios atractivos combinados con una oferta de ocio y restauración de calidad.

Es aquí donde este ayuntamiento debe promover una sólida unión entre los actores de este escenario turístico que tenemos por delante, de donde todos vamos a salir beneficiados, tanto los turistas como los ciudadanos de a pie.

Es cierto que existe un variado abanico de posibilidades y ofertas que poner al alcance de los visitantes, pero hay también una falta de impulso y liderazgo en la administración local, así como un claro vacío en la gestión y en la promoción.

Por lo anterior, la publicidad planificada y una estrategia de gestión del destino, son puntos claves para nuestro turismo local. Si hay ausencia de promoción es imposible que vengan visitantes. Es muy importante mostrar nuestra presencia en el mercado asistiendo a ferias nacionales, internacionales, así como a cualquier acción puntual de promoción que sea llevada a cabo por el gobierno andaluz, donde podamos dar a conocer nuestros atractivos y nuestra diversificada oferta de ocio.

Por todo ello este ayuntamiento debe tomar ya las riendas de la situación, y ser motor y aglutinador de voluntades para promover un cambio drástico e inmediato en la situación en la que se encuentra el centro ahora mismo, y tiene que intentar por todos los medios que el turismo de esta zona tan tradicional y nuestra no decaiga, que no se pierdan más comercios, que se innove, que no se quede despoblado, que se mantenga limpio, y que haya seguridad en las calles.

Los que sentimos vocación de servicio al turista y a la ciudad, tenemos un reto muy motivador por delante, y es hacer que Jerez en general sea un destino consolidado y atractivo para un turista de calidad, consiguiendo además prestar a quien viene a visitarnos, un servicio de excelencia.

Porque el turismo es fuente de apertura, desarrollo, cultura, riqueza, y prosperidad para las ciudades y las regiones.