La mala gestión del PSOE asesta otro golpe al campo andaluz  

  • El diputado nacional del PP insiste en que esta situación es intolerable, además de injustificada, y afirma que dará cuenta al Ministerio de Agricultura para que realice las gestiones oportunas ante la Junta de Andalucía y que ésta se vea obligada a rectificar, “porque la ignorancia de los socialistas está negándole el pan a miles de familias en la provincia de Cádiz”.

El diputado nacional del Partido Popular, Aurelio Romero, ha salido hoy en defensa del campo de la provincia de Cádiz, y más concretamente de los ganaderos, ante lo que considera una prueba más de la mala gestión de los socialistas que, de momento, están gobernando en la Junta.

Romero ha afirmado que la negligencia del gobierno andaluz del PSOE ha dado otro rejón de muerte más al campo, “porque no tienen ni idea de campo, porque no saben gobernar, o lo que es peor, que se quieran cargar deliberadamente a un sector socioeconómico fundamental para la provincia y la región”.

El diputado nacional ha explicado que “lo que está ocurriendo es un auténtico escándalo para los ganaderos de Cádiz, ya que se ha publicado el SIGPAC y los han dejado sin base de pastos, o porque se pasa la superficie a forestal o porque se le aplica un CAP (Coeficiente de Admisibilidad de Pastos) absurdo. ¿Qué hacemos con los ganaderos? La desesperación en el campo es total, además de que la situación es incomprensible”.

Romero ha detallado que el SIGPAC es un Sistema de Información Geográfica, dedicado al control de las ayudas agrícolas de la PAC, (Política Agraria Común). “Es una herramienta es de obligada utilización en la gestión de las ayudas comunitarias, siendo la base identificativa de cualquier tipo de ayuda relacionada con la superficie. Dispone de soporte gráfico del terreno, de las parcelas y recintos con usos o aprovechamientos agrarios definido”.

Según han denuncia el diputado popular, que se hace eco de la enorme preocupación que ha surgido en el sector, la Consejería de Agricultura ha establecido recientemente unos Coeficientes de Admisibilidad de Pastos desorbitadamente altos, pero que, además, la mayor parte de los pastos arbustivos y arbolados de nuestra provincia los han pasado a terreno forestal. Asimismo, los criterios empleados este año tampoco tienen nada que ver con los criterios empleados en años anteriores, ni con ningún otro criterio que responda a un mínimo de lógica ni de conocimiento de nuestro sistema productivo en la ganadería extensiva.

“Así –ha señalado-, ganaderos que hace tres años contaban con superficie suficiente para su ganado con pastos arbustivos y arbolados, ahora se encuentran con que toda su superficie ha pasado a ser forestal y por tanto no tienen tierras elegibles. A las tierras elegibles que quedan después de haber pasado la mayoría a terreno forestal, les han aplicado un Coeficiente de Admisibilidad de Pastos muchísimo mayor que el aplicado en años anteriores”.

“Si esta barbaridad sigue adelante –ha añadido-, los ganaderos no sólo sufrirán una pérdida económica importante al drenarse ayudas de la PAC hacia otras provincias, sino que también tendrán una pérdida patrimonial importantísima como consecuencia de pasar sus tierras de ser calificadas como pastos a ser calificadas como forestal”.

Ante estas lamentables circunstancias, Romero ha exigido a la Junta de Susana Díaz que rectifique una SIGPAC “de locos” que ha dejado sin pastos a los ganaderos, así como ha manifestado que dará cuenta al Ministerio de Agricultura para que realice las gestiones oportunas ante la Junta de Andalucía, “para que ésta se vea obligada a rectificar, porque la ignorancia de los socialistas está negándole el pan a miles de familias en la provincia de Cádiz”.

Por último, Aurelio Romero ha destacado que la ganadería extensiva es un pilar importante de esta provincia puede ofrecer mucho a la Unión Europea, ya que se trata de un sistema de crianza de ganado en el que los animales se crían en absoluta libertad, alimentándose de productos naturales de los que crecen en el campo. Un sistema, además, que cumple con una importante función de prevención de incendios en los montes, la mayoría de ellos enmarcados en parques naturales.