Una publicación del parlamentario andaluz por el Partido Popular, Antonio Saldaña, ha llamado la atención de sus seguidores, trata sobre las promesas de la realización de la carretera Cádiz-Huelva, las dos únicas provincias costeras de toda Europa que, a pesar de colindar entre sí, no están unidas por el asfalto.IMG-20150814-WA0011

“42 años después…”

26 de Junio de 1973. El ODIEL destaca en portada que la carretera Cádiz-Huelva está sólo pendiente de financiación y que su construcción no afectará al equilibrio del Coto de Doñana.

Después vino la transición, la democracia, la monarquía, la legalización del partido comunista, la España de las autonomías, Naranjito y el mundial del 82, el fallo de Arconada en la Eurocopa , Espinete y la panadería de Chema, Curro y la Expo 92, las olimpiadas de Barcelona y Cobi, entramos en Europa, el desliz de Sabrina en fin de año, pasamos de pesetas a euros, Induraín ganó su quinto Tour, nos dio tiempo de alcanzar a Michael J Fox y su máquina del futuro, y hasta España ganó la Eurocopa y un Mundial de fútbol.

Bueno, pues después de media vida vivida… Para ir de Cádiz a Huelva hay que seguir pasando por Sevilla.

En Andalucía hay cosas que no cambian.

Antonio Saldaña en su Facebook

Saldaña

Y es que tal como dice el parlamentario andaluz con un poca de sorna y salero, clama al cielo que tras 42 años la carretera sigue siendo una promesa, una promesa que no se cumple a pesar de ser lamentable que dos provincias limítrofes entre sí no estén unidas por carretera, y se obligue a los ciudadanos a pasar por Sevilla para poder llegar a la otra provincia, una media de 200 km más entre ida y vuelta. La de combustible que se ahorraría…