Proponen un modelo de control que mejora la transparencia e higiene en establecimientos alimentarios

La idea es que consumidores puedan consultar la clasificación sanitaria mediante carteles, tecnologías u otros sistemas, algo similar a las estrellas de los hoteles

Veterinarios de Salud Pública, representantes de consumidores, comerciantes y del sector de la hostelería en la provincia debaten iniciativas y propuestas para trasladar a la Comisión de Redacción de la Estrategia de Seguridad Alimentaria para Andalucía 2016-2020. En concreto, la intención del Colegio de Veterinarios de Cádiz (ICOV Cádiz) es desarrollar medidas de transparencia acerca de las garantías higiénico – sanitarias que ofrecen los establecimientos y empresas de restauración.

Con ese objetivo, los diversos agentes relacionados con el sector alimentario en la provincia han sido convocados a una reunión en el Colegio de Veterinarios. Será mañana jueves, 15 de octubre, por la tarde. En el encuentro, los promotores de la iniciativa Jesús Fernández Pascual y José Manuel Sánchez Almeneiro (veterinarios miembros de la Comisión de Salud Pública de la Junta Directiva del ICOV Cádiz) explicarán con detalle los objetivos de esta iniciativa e intentarán sumar apoyos. El paso siguiente será recopilar las sugerencias de las partes, sus opiniones e intereses, darle forma y, al fin, redactar una propuesta concreta.

Proponen un sistema de control similar a las estrellas de los hoteles.
Proponen un sistema de control similar a las estrellas de los hoteles.

Las motivaciones de la organización gaditana parten sobre todo de dos bases. Por un lado, del interés que manifiestan las personas por conocer las condiciones higiénicas y sanitarias de los establecimientos a los que acuden para consumir. Desde ingredientes de los platos del menú hasta los utensilios con los que se cocinan. Por no mencionar las personas con alergias alimentarias, ya que les va la vida en ello. Por otro lado, para satisfacer esa demanda, los establecimientos y los profesionales de la administración sanitaria necesitan trabajar conjuntamente y definir criterios claros para cumplir con su cometido. La normativa en aras de garantizar la seguridad alimentaria es diversa.

En resumen, el Colegio de Veterinarios de Cádiz propone que los establecimientos abiertos al público ofrezcan de forma visible información sobre su calificación y clasificación obtenida en los controles técnicos sanitarios, mediante documentación acreditada, portales web específicos u otros medios adecuados. Que los consumidores/as puedan conocer, incluso antes de entrar, si se trata de un establecimiento de clasificación A, B o C –por ejemplo-.

Existen experiencias exitosas de este tipo en otros países. La Comisión de Salud del Colegio de Veterinarios de Cádiz cree que es el momento oportuno para sumar esfuerzos e intentar implantarlo en Andalucía.