CSIF considera irregular que la Junta obligue a los docentes del centro de FPE San Juan de Dios a darse de alta como autónomos

  • Los 5 monitores facturan como si fueran un proveedor de materiales del curso que imparten
  • La Central Sindical recuerda que la contratación no se hizo a través de la Oficina de Empleo, tal y como se establece por ley

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) quiere denunciar públicamente la manifiesta irregularidad que ha envuelto, y sigue envolviendo, la contratación de monitores para los cinco cursos que se imparten en el centro de Formación Profesional para el Empleo (FPE) de San Juan de Dios, en Jerez de la Frontera.

Resulta que los monitores están cobrando con cuatro meses de retraso, y algunos incluso han tardado hasta 8 meses, porque están contratados como proveedores autónomos (como si fueran los proveedores de materiales del curso). Para CSIF, estos monitores deberían contar con contratos laborales; es decir, siendo funcionarios interinos durante el desarrollo de cada curso.

CSIF recuerda que la delegada territorial de Educación de la Junta en Cádiz anunció en prensa, en el mes de mayo de 2014, que dichos monitores serían contratados a través del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) “con luz y taquígrafos”. Sin embargo, el primero de los cursos no salió publicado en ningún sitio, y el resto de cursos fue publicitado en el tablón de anuncios de la Delegación. Aunque no fuera ilegal, para CSIF es amoral que se contrate a estos monitores sin el procedimiento normal, a través del SAE, máxime cuando se habla de puestos de trabajo en una provincia como Cádiz, con una tasa de paro tan alta y tan dramática. De hecho, se ha sabido que algunos de los contratados ya estaban trabajando con anterioridad y han pedido excedencias en sus trabajos para poder ejercer de docente en estos cursos, en lugar de recurrir a personas que estén en situación de desempleo.

Al estar dados de alta como autónomos, la Junta se acoge a un real decreto por el cual a los proveedores se les debe pagar en un máximo de 30 días. Sin embargo, como la misma delegada de Educación dijo en su día, lo normal es que se pague a los 90 días como muy pronto.

CSIF entiende que con esta selección y contratación ‘sui generis’, la Junta está cometiendo una irregularidad  manifiesta, por el cual podría ser sancionada, pues no se dan los requisitos para que se  sea un contrato administrativo o mercantil sino que es una relación laboral  por cuenta ajena la que existe, ya que se cumplen todos los requisitos del Estatuto de los Trabajadores en vigor tanto por las características de la prestación de un servicio, sometido a la dirección de un centro público, como a la jornada de trabajo y régimen disciplinario interno de un centro educativo público.

En suma, CSIF considera que los docentes de los cursos de FPE de Jerez son falsos autónomos, ya que un autónomo dependiente  tiene libertad horaria para organizarse y, por otro lado, no dispone de una infraestructura  productiva propia, así como autonomía para la compra de materiales para ejercer su actividad . Al mismo tiempo, ninguno de los monitores ha formalizado un contrato como tal, registrándose en la respectiva oficina de empleo como exige la Ley se haga con los autónomos dependientes.

Desde CSIF se entiende que la norma debería ser genérica o igual en todos los casos de cursos subvencionados por el Fondo Social Europeo, independientemente de si el curso es impartido en un centro colaborador o en un centro propiedad de la Junta de Andalucía, como ocurre en este caso.