El INE requiere de oficio las declaraciones de las personas empadronadas en el mes de diciembre cuando el movimiento de población aumenta más de lo normal

El Ayuntamiento de Jerez quiere dejar claro que ha actuado en todo momento conforme a la resolución de 24 de febrero de 2006 que faculta al Instituto Nacional de Estadística (INE) a solicitar información a un municipio cuando se detecta un movimiento natural de población más elevado de lo normal si es en el mes de diciembre. Esta facultad permite al INE actuar de oficio y requiere de las nuevas personas censadas una declaración de que viven donde solicitan empadronarse. Para ello, el INE solicita al municipio en cuestión, en este caso al Ayuntamiento de Jerez, que inicie un procedimiento de comprobación de las personas que se dan de alta en un censo.

Para cumplir el requerimiento del INE, la Policía Local de Jerez se ha desplazado a los domicilios donde afirman vivir los nuevos censados y se les ha requerido a estos vecinos que completen una declaración personal. En el caso de Torrecera, el INE detectó que en el mes de diciembre de 2014 que veintiocho personas solicitaron empadronarse en Torrecera (el censo  electoral se cierra a 31 diciembre). Personados los agentes municipales en los domicilios donde estas personas habían manifestado vivir y tras requerirles una declaración, veinticuatro personas cumplimentaron la declaración, tres personas no han contestado al requerimiento y una cuarta persona se contradice.

Cumplimentado el procedimiento, el Ayuntamiento de Jerez ha remitido toda la información, incluidas las declaraciones, al INE para su conocimiento. Cabe recordar que en Torrecera se hallan censadas a 31 de diciembre de 2014 un total de 1.306 vecinos, 30 más que a 31 de diciembre de 2013, cuando contabilizaron 1.276 vecinos.