Agustín Muñoz agradece a los organizadores por su contribución a la concienciación y sensibilización sobre la celiaquía

Agustín Muñoz, delegado de Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, ha presidido la charla coloquio que sobre la celiaquía se ha organizado en la Escuela de Hostelería en el marco del convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento y la Clínica Serman para la organización de acciones preventivas encaminadas a la promoción de la salud y hábitos saludables por medio de la información y la creación de espacios de comunicación que permitan la sensibilización y concienciación de la ciudadanía, ante la prevalencia de fenómenos emergentes propios del siglo XXI como es la celiaquía. El delegado estuvo acompañado de Rafael Aranda, chef ejecutivo de la Escuela de Hostelería, Jesús Grimaldi, jefe de cocina, la doctora Estefanía Quintela, pediatra de Clínica Serman, y Domi Guardia, responsable de comunicación del centro sanitario.

La celiaquía es una enfermedad que padecen 500.000 personas en este país, pero de la que solamente el 15% de los que la tienen han sido diagnosticados. Uno de cada 100 españoles tiene celiaquía; en España se diagnostican 4.000 nuevos casos al año.

La celiaquía no tiene tratamiento, el único a seguir es una estricta dieta sin gluten de trigo, cebada, centeno y avena. Estefanía Quintela incidió en este aspecto. “La celiaquía no se cura; si no se toma gluten no se hace daño al cuerpo, pero es una enfermedad que está enmascarada en muchos casos”, afirmó. Las personas afectadas por la enfermedad celíaca sienten como la mucosa de sus intestinos reacciona ante el gluten, dificultando la absorción del resto de nutrientes presentes en este órgano. De hecho la celiaquía es muy distinta en adultos, niños y adolescentes; incluso en los últimos años se ha detectado en muchos adultos que desconocían que eran celíacos.

La mesa abordó la necesidad de que existan dietas especiales para  los clientes con celiaquía, tema principal de una jornada formativa organizada en la Escuela de Hostelería, con el objetivo de favorecer que los profesionales de este sector estén mejor preparados para poder atender en sus negocios a personas con algún tipo de intolerancia alimentaria. Los participantes de la mesa coloquio pusieron en relieve el interés sobre las posibilidades de negocio y la viabilidad de explotar establecimientos especializados en menús sin gluten, teniendo en cuenta el alto nivel de incidencia de esta intolerancia.

La jornada contó con la participación de un nutrido grupo de alumnos de la Escuela, profesionales de la hostelería e incluso personas afectadas por celiaquía, que manifestaron la necesidad de que los restaurantes de la ciudad estén mejor preparados para atender a este importante grupo de personas, teniendo en cuenta que se calcula que la intolerancia al gluten está presente un 1 por ciento de la población lo que equivale a más de 2.000 jerezanos.

Agustín Muñoz agradeció a los organizadores esta iniciativa y resaltó la amplia asistencia de público, más de cien personas, porque pone de manifiesto la necesidad de que haya una oferta de jornadas sociosanitarias para seguir profundizando en otro tipo de intolerancias y alergias alimentarias. El delegado tuvo palabra de reconocimiento hacia los alumnos del centro por su interés formativo en la confección de menús aptos para celíacos.

Dentro del coloquio también se abordaron aspectos como la manipulación específica en la cocina de los alimentos sin gluten, que debe evitar en todo momento el contacto con el resto de materias primas o con los utensilios utilizados para cocinar menús con gluten.