A diferencia de la ruina que el PSOE dejó en 2011

  • El acta de arqueo firmada por García-Pelayo al salir del gobierno deja constancia de su gran gestión, que ha posibilitado en tan sólo cuatro años, dar la vuelta a la situación de ruina que dejaron los socialistas y entregar hoy un Ayuntamiento con las cuentas ordenadas y con más de veinte millones de euros disponibles para afrontar los próximos pagos.

El Partido Popular de Jerez destaca que María José García-Pelayo y su equipo han dejado las cuentas del Ayuntamiento con un saldo positivo de más de 20 millones de euros.

Así lo atestigua el Acta de Arqueo Extraordinaria, un documento oficial que García-Pelayo firmó el pasado sábado, cuando se produjo el relevo en el gobierno municipal, ante el tesorero y la interventora del Ayuntamiento y que acredita el estado de las cuentas.

arqueoRespecto a este saldo positivo de más de veinte millones de euros que ha dejado García-Pelayo, los populares hacen hincapié en la diferencia existente entre esta cifra positiva y la ruina que dejaron los socialistas cuando salieron del gobierno municipal en 2011.

Asimismo, desde el PP se considera que el acta de arqueo firmada por García-Pelayo deja constancia de su gran gestión al frente del Ayuntamiento jerezano, ya que ha posibilitado que, en tan sólo cuatro años, se haya dado la vuelta a la situación de ruina que dejaron los socialistas, y entregar en junio de 2015 un Ayuntamiento con las cuentas ordenadas y con más de veinte millones de euros disponibles para afrontar los próximos pagos.

En este sentido, el Partido Popular de Jerez insiste en que este partido no gobierna pensando en los ciclos electorales, sino en la ciudad, trabajando siempre por y para los jerezanos, que han sido siempre y serán la prioridad absoluta de García-Pelayo y su equipo, por encima de las siglas políticas.

Por último, los populares aseguran que hoy, cuatro años después, las cuentas del Ayuntamiento permiten asegurar el funcionamiento del mismo hasta final de año, así como incide de nuevo en que se han dejado disponibles más de 20 millones de euros para que se puedan efectuar los pagos que correspondan, una situación radicalmente distinta de la que se encontraron los populares al llegar al gobierno en 2011. Desde el PP se espera que el nuevo gobierno, al menos, se gestione bien el saldo positivo que ha dejado García-Pelayo y su equipo.