Izquierda Unida se solidariza con los vecinos de Cuartillos e insta al gobierno local a dar una solución a la ejecución de la A-2003

Jiménez Campos:Las mejoras en infraestructuras no pueden suponer un problema para los vecinos, es obvio que hay que replantear la ejecución de las obras de la carretera a su paso por Cuartillos”.

IU Jerez Cuartillos 1 - copia

El coordinador de IU Jerez, Juan Antonio Jiménez, y la Concejala de la formación en el consistorio jerezano, Ana Fernández, han asistido a la concentración convocada por los vecinos de Cuartillos para paralizar las obras de la A-2003, que afectan gravemente a la barriada rural.

Desde la formación informan que tras la reunión celebrada con la asociación vecinal “La Esperanza” a finales del pasado mes de julio, y en la que intervinieron el coordinador provincial de IU, Manuel Cárdenas, y la propia Ana Fernández, conocen de primera mano los efectos colaterales que la ejecución de las obras están causando en la barriada, por lo que no han dudado en acudir a la llamada de los vecinos y solidarizarse con ellos ante la falta de respuesta por parte de las administraciones implicadas, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Jerez.

IU Jerez Cuartillos 2 - copia

En este sentido, el coordinador local ha manifestado que “Izquierda Unida insta al gobierno local a ponerse manos a la obra para solucionar los problemas que están sufriendo los vecinos de Cuartillos como consecuencia de las obras de mejora de la carretera Jerez – La Barca, que además de la falta de acerado, malas canalizaciones y dificultad de acceso a sus viviendas, suponen también un peligro vial, ya que supondrá el tránsito de camiones y otros vehículos pesados por lo que sigue siendo una calle interior de la barriada”.

Además, según Jiménez Campos, el no dar una solución inmediata al problema, que pasa sí o sí por una paralización de las obras y una rectificación del proyecto, supondría una irresponsabilidad económica por parte de las autoridades competentes, ya que la empresa contratada está cumpliendo con las obligaciones técnicas del pliego de contrato de obras, y tener que ejecutar otro proyecto para subsanar los errores cometidos en éste, supondrá un mayor gasto de dinero público.