La plaza de La Asunción ha acogido esta tarde la solemne ceremonia de imposición de la Medalla de Oro de Jerez a la Virgen de la Soledad en un acto presidido por la alcaldesa, María José García-Pelayo, y que se celebra tras la concesión el viernes pasado en Pleno Extraordinario, de la Medalla de Oro de Jerez a la Hermandad de Nuestra Madre y Señora de la Soledad y Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo.

En la ceremonia, que se ha desarrollado durante el transcurso de la procesión extraordinaria que ha celebrado con motivo del 450 aniversario de la fundación de la Hermandad, ha estado presente la Corporación municipal, acompañada de los representantes y miembros de la Hermandad. Durante la misma, el concejal responsable de Promoción y Eventos, Antonio Montero, instructor del expediente, ha procedido a la lectura del el certificado de acuerdo del Pleno.

Montero ha reseñado que “esta Corporación os acompañará en ese momento histórico e inolvidable, que tanto os merecéis, y en el que volverá a quedar patente el cariño y la devoción de la ciudad a nuestra Virgen de la Soledad”.

La salida en procesión de las dos imágenes titulares (Paso de Misterio y Paso de Palio) de la Virgen de la Soledad ha tenido lugar hoy a partir de las 18.00 horas realizando un recorrido por las siguientes calles: Ponce, Ancha, Plaza Santiago, Oliva, Plaza de los Ángeles, San Juan, Calle Francos, Calle Compañía, Padre Rego, San Marcos (en el callejón anterior, junto al Convento de las Mínimas, se ha instalado un altar con la antigua imagen de la Soledad a la que saludará a su paso), Plaza Rivero, Calle Larga, Calle Lancería, Plaza del Arenal, Calle Consistorio, Calle Tornería y Calle Porvera.

La concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad a la Pontificia, Venerable e Ilustre Hermandad de Nuestra Madre y Señora de la Soledad y Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo se produce en el 450 aniversario de la fundación de esta Hermandad. Según recoge el acuerdo de Pleno, son “450 años de una asociación religiosa entregada a la ciudad paliando las necesidades de los más necesitados de cada época. Pero además dotando a la Ciudad de un importantísimo patrimonio histórico artístico, que va desde las imágenes de su Sagrados Titulares, los pasos sobre los que estos realizan la estación de penitencia la tarde del viernes Santo, e incluso su propia Sede Canónica la iglesia de la Victoria”.

Según el acuerdo “concurren méritos más que suficientes para distinguir a esta Corporación Nazarena con la condecoración de la Medalla de Oro de Jerez, pues además de ser el principal referente religioso de muchos de los ciudadanos de Jerez, es verdadero elemento integrador y vertebrador de la Ciudad misma por cuantas iniciativas culturales y sociales se realizan por todos los que integran la Hermandad que le rinde culto”.