Aquajerez impulsa la limpieza de imbornales para prevenir inundaciones

En lo que va de año, la empresa ha limpiado 68.104 imbornales, 46.517 metros de red de saneamiento y ha realizado 11 inspecciones de los aliviaderos de la red

Aquajerez realiza labores de limpieza de redes de saneamiento e imbornales, pero dada la frecuencia de lluvias en esta época, la empresa está haciendo especial hincapié en estas tareas parta evitar encharcamientos, balsas de agua e inundaciones en las calles. Para ello, se dedican trabajadores en exclusiva a estas tareas en dos turnos de trabajo de lunes a viernes de 07’00h a 23’00h, además de una guardia para atender cualquier incidencia de madrugada, los fines de semana y festivos.

hhh
La empresa ha limpiado 68.104 imbornales, 46.517 metros de red de saneamiento

El objetivo de este tipo de tarea es extraer la suciedad, hojas y papeles que se acumulan dentro y que dificultan la recogida de agua en los días de lluvia, pudiendo llegar a producir inundaciones en las calles. Gracias a esta labor, se limpian los residuos depositados en las tuberías, de forma que éstas recuperen su capacidad hidráulica de transporte. La limpieza del saneamiento se realiza de manera programada y se divide por zonas de trabajo, segmentando la ciudad en 72 zonas en las que actuar.

A fecha de 30 de septiembre, aquajerez había limpiado ya 68.104 imbornales, lo que implica que se ha actuado sobre todos los existentes en el municipio al menos 2 veces. Esto representa un 26’7% más de lo programado en las obligaciones de la empresa. En el último trimestre del año se prevé limpiar 17.913 unidades más. En referencia a los colectores de saneamiento, Aquajerez ha limpiado ya 46.574 metros frente a los 37.500 previstos, por lo que también ha superado lo programado en un 24’1%. En cuanto a los aliviaderos de la red de saneamiento se han realizado en el mes de septiembre 11 limpiezas programadas e inspecciones para comprobar su buen funcionamiento y el de las compuertas antirretorno.

Todas estas limpiezas han arrojado unos residuos que se cifran en 259 toneladas que van a parar en un vertedero autorizado. Las labores de limpieza se desarrollan siguiendo distinta metodología según se trate de redes de saneamiento o imbornales. Para efectuar la limpieza de la infraestructura de saneamiento se emplean como medio principal los camiones mixtos impulsores-succionadores. Estos camiones están dotados de una tobera que se introduce en los colectores y succiona los residuos o impulsa agua a gran presión según se requiera por el tipo de obstrucción que se detecte.

En el caso de la limpieza de imbornales, el método de limpieza que generalmente se utiliza es más manual que en el caso de colectores. Se diseña una ruta a seguir por las brigadas de limpieza teniendo en cuenta la situación de los imbornales y los sentidos de circulación en las calles a limpiar y los trabajadores acuden con un vehículo en el que van depositando todos los residuos extraídos de los imbornales, que después irán a parar a un vertedero. Finalmente se inserta agua a presión dentro del imbornal para comprobar que el atasco ha desaparecido.

Todas estas actuaciones de limpieza son registradas internamente de manera que quede constancia de las zonas limpiadas y del residuo extraído, de manera que con el tratamiento de estos datos se concluye cuáles son las zonas más afectadas y en las  que por tanto hay que incidir o limpiar con más frecuencia. Aquajerez recuerda que el mantenimiento de estas infraestructuras depende en muchos casos de la concienciación ciudadana en el correcto uso de los imbornales, evitando arrojar suciedad, vertidos o papeles a los mismos que provoquen atascos y malos olores en las calles, e invita a los ciudadanos a unirse al compromiso con el medioambiente en beneficio de todos.