El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Jerez ha vuelto a dar la razón al Gobierno local en las medidas adoptadas para la recuperación y gestión directa del servicio de Autobuses Urbanos.

Según refleja el auto notificado al Consistorio, el citado juzgado deniega a la concesionaria Urbanos Amarillos la suspensión de la resolución del contrato que resolvió el 6 de mayo de este año el Gobierno local para, tras los dos años de cumplimiento acorde al máximo legal del “secuestro municipal” del servicio, poder gestionarlo directamente a través de la empresa municipal Comujesa.

El delegado de Urbanismo y Movilidad, Agustín Muñoz, ha destacado que “este auto vuelve a dar la razón al Gobierno local, una vez más, en las medidas adoptadas para recuperar el servicio de Autobuses Urbanos. Si ya esta semana el TSJA, en sentencia firme, ratificaba la sentencia del Juzgado de lo Contencioso de Jerez de diciembre y consideraba ajustado a derecho el “secuestro municipal” que ejecutó este Gobierno en mayo de 2012 para dar estabilidad y normalidad a este servicio básico para la ciudadanía, es ahora el Juzgado de lo Contencioso de Jerez el que niega la solicitud de suspensión de la resolución del contrato con Urbanos Amarillos que este Gobierno realizó en mayo pasado para, acto seguido, asumir directamente la gestión del mismo”.

“Se demuestra una vez más, y las sentencias así lo avalan, que estamos dando pasos firmes y adecuados. Este Gobierno ha tomado dos decisiones fundamentales y valientes: el “secuestro” en mayo de 2012 y la resolución con Urbanos Amarillos del contrato para la gestión directa municipal en mayo del presente año. El proceso de gestión del servicio a través de Comujesa sigue adelante, en contra de lo que pretendía Urbanos Amarillos con la solicitud de las medidas cautelares de suspensión, una buena noticia porque de todos es sabido el caos y la incapacidad de esta empresa para ofrecer un servicio de autobuses urbanos siquiera respetando unos mínimos de calidad que fue la constante durante el periodo en el que Urbanos Amarillos gestionó el mismo, con el grave perjuicio económico que causó a la ciudad”, ha manifestado Agustín Muñoz.

UNA SOLICITUD SIN FUNDAMENTOS “CLAROS Y EVIDENTES”

Cabe recordar que el pasado 6 de mayo de 2014, la Junta de Gobierno local acordó la resolución del contrato de concesión denominado “Gestión del Servicio Público de Transporte Colectivo Urbano de Viajeros en la ciudad de Jerez” y que, tras este paso, el servicio quedó bajo la gestión directa municipal a través de Comujesa.

Ante esta resolución, la concesionaria solicitó la suspensión de la ejecución del mismo, al objeto de paralizar la gestión directa municipal. Una solicitud de medidas cautelares que ha negado el juez, entre otros motivos, “porque su fundamento ha de ser claro y evidente” y porque aprecia “una perturbación grave de los intereses generales en juego”.