El área de Infraestructuras ha iniciado los trabajos de adecentamiento general del talud ajardinado situado cerca del puente de la calle Cartuja, junto a la plaza de la Estación de Renfe. La concejal del Área de Infraestructuras, María José Rúa, ha visitado las obras que se están acometiendo en esta talud, una vez que Medio Ambiente ha concluido de realizar labores de limpieza previas.

El pasado verano, María José Rúa anunció durante su balance de gestión del primer año de legislatura una serie de previsiones para los meses siguientes, siempre con el objetivo de seguir atendiendo las demandas ciudadanas “con compromisos reales”. Entre las actuaciones previstas figura el adecentamiento del talud ajardinado del puente de la calle Cartuja, un espacio degradado y en estado de abandono que hace necesaria una intervención integral para su recuperación por lo que se había convertido en una prioridad para Infraestructuras.

Asimismo, María José Rúa ha explicado que esta actuación ha sido demandada por los colectivos de la zona, especialmente de personas mayores, y además se ha tratado en la Mesa de Movilidad “ya que el mal estado de esa zona hace más estrecha la vía de paso y dificulta el tránsito peatonal. Con esta actuación, no sólo ganamos en accesibilidad, sino también en seguridad”.

Desde la Delegación de Medio Ambiente ya se han llevado a cabo trabajos preliminares de limpieza de arbustos y maleza y ahora es el área de Infraestructuras la que asume las labores de adecentamiento. “En principio, se levantará toda la zona ajardinada con el objetivo de regularizar todo el terreno. Posteriormente, se picarán los muros de piedra y se enfoscarán para posteriormente pintarlos, dejando una presencia agradable a la vista”. Asimismo, añade María José Rúa, “está previsto construir otra escalera junto a la ya existente para que haya una de subida y otra de bajada y mejorar así la accesibilidad en la zona”.

Para completar esta actuación, la actual zona ajardinada se nivelará y se rellenará con material consistente y se ejecutarán una serie de alcorques para la colocación de plantas; el acabado de esta superficie se hará mediante la colocación de bolos de piedra dándole una pendiente adecuada a la configuración del terreno.