Antonio de María: “La crisis ha obligado al sector a reinventarse para ser locomotora de la economía”

El presidente de HORECA Andalucía subraya que el turismo de playa en Cádiz hace que la gente vuelva en un 84% de las veces

  • “No puede ser que en el Levante español las terrazas se cierran a las 4 de la madrugada y aquí a las 2. Luchamos para que Andalucía tenga las mismas armas que el resto del territorio nacional”
  • “La hostelería no termina de despegar porque el nivel medio de consumo de los españoles continúa en estado plano”
  • “El sector ha cerrado 2015 con un 1,5 millones de trabajadores. Cada dos puestos directos crea uno indirecto”

El presidente de la Federación de empresarios de la Hostelería en Andalucía (Horeca-Andalucía), Antonio de María, nos recibe en su despacho situado en las instalaciones de HORECA Cádiz. El máximo responsable del sector cree que hay que ser solidario con la hostelería. De este modo, deja bien claro que todo lo que se hace en Turismo repercute directamente en la ciudadanía. Se calcula, apunta, que dos puestos de trabajo directos en este sector generan uno indirecto.

El que lleva 28 años siendo también presidente de HORECA-Cádiz subraya que el turismo muchas veces es una flor silvestre: no se sabe por qué sale en un sitio una amapola. Apuesta por reforzar el turismo de playa, la gran columna vertebral de estas tierras, puesto que no está consolidado al 100%.

El año ha terminado batiendo récord de 68 millones de turistas extranjeros en España, Andalucía y la provincia. ¿Qué balance haría del ejercicio 2015?

El ejercicio nos ha hecho ganar confianza. Ha ido incrementándose desde el 2013 la demanda de alojamientos y los datos tan abultados que han ido consiguiéndose hay que achacarlo al hecho de que en los países con referencia islámica se está viendo una serie de problemas que hacen que mucha gente se nos deriven a nosotros. No somos los mejores, es una situación coyuntural.

Otra cosa es a nivel de hostelería. A 2015 no termina de despegar porque el nivel medio de consumo de los españoles continúa en estado plano y no se pueden lanzar ninguna campana al vuelo.

La provincia de Cádiz ha superado incluso la media nacional de crecimiento en el número de visitantes extranjeros, superando en 2015 los 2,3 millones (un aumento del 9,5%). ¿Qué destacaría del trabajo realizado?

Haría referencia al aeropuerto. Los viajeros internacionales no habían descendido, los que sí los nacionales. La culpa de alguna manera la tenía Iberia, que había encarecido los precios de una manera brutal, y la ausencia de Ryanair que restó competitividad a la oferta aeroportuaria respecto de Jerez y Madrid y la prueba está en que los datos se revertieron. Antes se viajaba en el tren, pasó al aeropuerto y de ahí otra vez al tren. Por lo tanto, no se perdió el movimiento de clientes y considerar que en estos momentos todavía tenemos posibilidades de encarar muchísimas materias que el sector turístico no tiene en valor. Tenemos la idea de poner en valor el turismo ecológico, el cinegético y el histórico, basado en la arqueología de la provincia de una riqueza incalculable. Asta Regia se puede equiparar a Media Sidonia de Córdoba.

Estos datos confirman que el sector turístico ha sido la locomotora de la economía española, andaluza y de la provincia. Durante la crisis, ¿cómo han vivido los hosteleros estos años tan duros?

Ha habido que reinventarse. El sector estaba acostumbrado a crecer no a estancarse o a retroceder. Ha supuesto un gran esfuerzo. Ha habido que reducir puestos de trabajo, gastos en plantilla, revisiones exhaustivas de los costos de los establecimientos con ajustes al máximo. Dicen que no hay mal que por bien no venga. Esperamos aprender de esta gestión.

La falta de pago ha dañado al sector. Ha habido muchos embargos de establecimientos hoteleros, hoy en manos de bancos. No hacen un trabajo profesional sino coyuntural. Están en manos de empresas explotadoras y están distorsionando el devenir del normal funcionamiento del negocio hotelero. Esperamos que la crisis llegue a su fin y vuelvan estos establecimientos a manos de profesionales.

ademaria horeca 1

¿Ha sentido el sector el apoyo de las administraciones?

Sí, tenemos que decir que siempre han estado a nuestro lado. Son inteligentes y saben que hemos hecho un gran servicio a España, a Andalucía y a Cádiz. Hemos seguido creando puestos de trabajo. El sector en su conjunto (hostelería y hospedaje) ha cerrado a final de 2015con un 1.500.000 de trabajadores. En el mes de agosto 46.000 en Cádiz. Eso no es pensable en ninguna otra actividad. Es una locomotora muy beneficiosa porque no es especulativa, se nutre de los beneficios, se calcula que dos puestos de trabajo directo generan uno indirecto.

¿Cómo puede afectar al sector la incertidumbre política generada por la situación de Cataluña y el 20-D?

Es una cuestión de simpatía. Que una nación tan histórica, tan consolidada, con buenas sensaciones.. se creía que haya nacido esta circunstancia de separatismo pues damos una imagen un poco negativa. Creo que no va a influir que por esos motivos ya no vengan los turistas pero ya no somos el país feliz de imagen positivista. De alguna manera también tenemos problemas, somos más humanos.

El pasado 9 de enero se cumplieron dos años de su mandato como presidente de la nueva Horeca Andalucía, ¿se están cumpliendo los objetivos para los que fue creada?

Sí, estamos muy satisfechos. Han  pasado 13 años que se decretó el horario de cierre que nos afecta en profundidad así como el catalogo de actividades que se pueden desarrollar en hostelería. Había que adaptarlo a nuevos tiempos, fue lo que motivó a HORECA Cádiz a decir vamos a presentarnos a la candidatura andaluza. Son elementos que no son municipales, sino que dimanan sobre Sevilla, sobre la central. Los ayuntamientos interpretan y ejecutan o más bien al revés porque no se cumple mucho la norma. Yo creo que no cumplía su función.

Se han presentado alegaciones. Esperemos que vaya a buen puerto. Lo que se pretende es dotar a la comunidad económica andaluza de herramientas que permitan poder competir con otros territorios nacionales. En el Levante español las terrazas están abiertas hasta las 4 de la mañana, en Andalucía hasta las 2. No jugamos con las mismas armas. Mucha clientela se va para aquella zona. Andalucía crece pero lo podría hacer más.

Carlos Antonio de Maria
Antonio de María, presidente de Horeca Andalucía, entrevistado por Carlos Sevillano

Entre sus objetivos se marcó la lucha contra la competencia desleal, ¿qué medidas deberían adoptarse para combatir su crecimiento en los últimos años?

Hemos denunciado el botellón. No es el que era hace 15 años. También el tema de los cotillones de fin de año. Generó una dinámica peligrosa con gran número de personas en locales que no reunían ni las más mínimas medidas de seguridad. Se recuperan hoteles y restaurantes. En este capítulo hemos puesto orden.

Hay una mesa de fraude creada, en la que participan inspecciones de administraciones, con la Patronal y la delegación de Hacienda. Se está trabajando mucho más que antes que se hacía, pero más bien, puntualmente.

¿Cuál es el secreto para superar los cinco años en un negocio de hostelería?

No hay secreto. Trabajo diario, ser fiel a la demanda del cliente. Esto es algo tan sencillo como el músico, pintor, etc. Se tiene una inquietud, esto gusta, se quiere conectar con la gente, suelen ser personas muy sociables las que nos dedicamos a esto. Nos encanta hablar con la gente, hacerla feliz. Yo pondría como galardón que el negocio provoca la felicidad. Si vas a un establecimiento, te lo pasas bien, sales y has disfrutado. Creo que ese es nuestro alimento. Si reúne esos requisitos, dura mucho. Si no, fracasa.

La provincia de Cádiz lo tiene todo… Sol, playa, cultura, gastronomía, vino, caballos, flamenco… ¿En qué se está fallando para ser la provincia con mayor tasa de desempleo?

No se está fallando en nada. La provincia de Cádiz, si nos vamos 30 años atrás, era la industria de la población naval, los vinos, el agro(alimentario) y la pesca. La pesca desapareció, el campo está como está, el vino peleándose continuamente por exportar y hemos visto cómo está la construcción naval. Sin embargo, a raíz de toda esa caída empezó a apuntar el del turismo. En Jerez se gestó es embrión, que con el Circuito nos dimos cuenta que para celebrar un campeonato de GP hay que tener hoteles.

Hemos sido un referente en Europa, tenemos una de las ofertas más variadas con cada municipio diferente, con playa, que hace que la gente vuelva en un 84% y que permanezca muchos días.

Terminado el carnaval, ¿cómo afronta el sector la nueva temporada de Sol y Playa?

La playa es la columna vertebral de nuestra oferta, que además se produce en la temporada estival. Para hacer turismo hay que tener dos cosas: tiempo y dinero. El tiempo lo tiene la gente cuando coge vacaciones. La estacionalidad turística veraniega va a permanecer siempre y vengo avisando de hace unos años de que hay que reforzarla porque incluso en agosto no se obtiene el 100% de ocupación.

Más que hablar de desestacionalización, hay que potenciar cada una de las estaciones: zambomba, Semana Santa, Carnaval… No se puede convertir todo el año en un mes de agosto. Es imposible.

En algún ocasión ha dicho que Jerez ha sido la locomotora del turismo en la provincia gracias a su extenso y completo calendario de eventos, precisamente este mes el Festival de Jerez dará el pistoletazo de salida a un trimestre cargado de eventos de primer nivel, ¿cómo se prepara el sector para rentabilizarlos al máximo?

No nos preparamos para nada porque estamos preparados para todo. Sí estamos a la mano de aquello que pueda potenciarlo. En esa línea el sector tiene su patronal que procura estar en todos los lugares, en caso de Jerez pues en la Mesa del Turismo que creó el antiguo gobierno y que funcionó magnificamente bien. Yo lamento que no se haya mantenido porque es la mejor manera de estar en contacto todo el colectivo y al final digo que el turismo es una flor silvestre: no se sabe por qué sale en un sitio una amapola.

Se está apostando por la lonja del Flamenco, hay una industria potente que nos puede dar mucho juego. El flamenco a veces se valora más en Japón que en la propia España. Estamos tan acostumbrados a ver nuestras cosas que no les damos valor. Y vivimos de la gente de fuera. A Jerez le quedan muchas cosas que hacer. Hay que trabajar ya el yacimiento de Asta Regia.

Para terminar, ¿qué le pide al nuevo año que acaba de comenzar?

Yo ya lo tengo. Hay un proyecto muy bonito relacionado con la gastronomía. La Junta de Andalucía ha admitido a trámite la propuesta de HORECA de declarar de Interés Turístico los platos andaluces. Uno no puede saber qué plato es del lugar. La gente de fuera ni solo viene a ver monumentos e historia sino también monumentos e historia gastronomía. En ese capítulo vamos a editar un menú cardio-saludable en diez idiomas para alimentarse correctamente.

A ver si con la Junta llegamos a un consenso, que se han abierto este año y las tenemos en marcha, para tener una Andalucía plena, segura, firme y solidaria. Todo lo que se aplica a la hostelería repercute en muchas necesidades del mundo del trabajo. Hay que ser solidarios con la hostelería porque todo lo que se hace en el turismo beneficia a los ciudadanos directamente.