El Resucitado pone el broche de oro cofrade

Un total de 45 hermandades han realizado su estación de penitencia en una semana llena de emociones

Ha sido, sin duda, uno de los días más importantes en la Semana Santa de Jerez. El Domingo de Resurrección es a la vez el fin y el inicio de todo. La última en salir a la calle y una de las más esperadas. Puntuales, a las 9:15 horas del 16 de abril se abrían de par en par las puertas principales de la Santa Iglesia Catedral y se colaban los primeros rayos de sol que dejaban ver la cruz de guía de esta cofradía.

Por Juan Carlos Corchado

Sus dos titulares iban acompañados por la Agrupación Musical San Juan de Jerez y la Banda de Música de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Rota, en una salida sin complicaciones. Ya saben ustedes lo espacioso que son esos primeros metros tras salir de la Catedral.

La del domingo ha sido una salida para disfrutar. Pocos devotos se han acercado tan temprano, a diferencia de la recogida y su paso por algunas calles destacadas como Carpintería Baja o la subida por el Reducto de la Catedral poco antes de llegar al primer templo a las 13:00.

Algo más de 30 nazarenos con túnica blanca han realizado la salida acompañando a esta hermandad con 18 años de historia, ya que se creó en 1999. Y cabe destacar, ya que ha sido digno de admirar, y sin duda, un toque de color en la jornada las mujeres ataviadas con mantillas blancas. Lo pueden volver a vivir si ya lo han visto o disfrutarlo por primera vez, porque se lo hemos contado a través del Facebook Live de MIRA Jerez.

La procesión ha estado presidida por el Presidente de la Unión de Hermandades, Dionisio Díaz. Y los pasos, bajo las órdenes de Álvaro Barba, -el capataz de la cofradía- han deleitado a los que han salido a la calle un domingo más.

Pone la Resurrección, así, el broche de oro a una Semana Santa de pleno disfrute ya que la totalidad de las hermandades que tenían prevista su estación de penitencia la han realizado satisfactoriamente. Han sido un total de 45 que comenzaron el pasado Jueves de Pasión con Bondad y Misericordia a las 17:30 horas desde La Victoria.

En definitiva, ha sido un año en el que el tiempo no ha sido la preocupación, ya que el sol ha hecho acto de presencia, al igual que cierto viento que se manifestó los primeros días de la Semana Mayor. Hemos podido disfrutar del olor a incienso que antecedía a cualquier paso y que nos hacía olvidar todo y centrarnos solo en lo que más nos gusta: nuestra Semana Santa y nuestras cofradías.

Empiecen a contar, porque quedan ya algo más de 340 días para un nuevo Domingo de Ramos y menos aún para volver a ver a Bondad por las calles.

Feliz Pascua de Resurrección.


Revive las Crónicas de la Semana Santa de Jerez 2017