El Ayuntamiento inicia las obras de demolición de edificaciones en El Pelirón, otro de los proyectos desbloqueados por el Gobierno municipal y demandado por los vecinos desde hace 20 años

  • La alcaldesa, que ha visitado las obras, subraya que hoy es un día histórico para El Pelirón y para la ciudad, porque supone el primer paso para poder urbanizar los terrenos y mejorar la calidad de vida de los vecinos

  • María José García-Pelayo subraya el trabajo realizado desde Urbanismo y Bienestar Social para desbloquear esta actuación, considerada  prioritaria para el Gobierno municipal

El Ayuntamiento ha iniciado hoy los trabajos de demolición de edificaciones en la barriada de El Pelirón, un proyecto que se ejecuta de forma subsidiaria dentro del Plan de Actuación 2014-2015, y que fue desbloqueado por el Gobierno municipal. Como señala la alcaldesa, María José García-Pelayo, que ha visitado esta mañana los trabajos, junto con el delegado de Urbanismo, Agustín Muñoz, entre otros miembros del Gobierno municipal, el vicepresidente de la Asociación de Vecinos El Pelirón, Salvador Nieto, y el presidente de la Federación Local de Asociaciones de Vecinos, Solidaridad, Sebastián Peña, ha señalado que “hoy es un día histórico para El Pelirón y para la ciudad en general, porque pone fin a un problema social, vecinal, de seguridad y salubridad, que venían demandando los vecinos de la zona desde hace 20 años. Además, supone el punto de partida para el desarrollo urbanístico de la barriada, y con ello, para la mejora de la calidad de vida de los vecinos de la zona”.

Estos trabajos, que fueron adjudicados recientemente a la empresa Demoliciones y Reciclados S.L. por un importe de 74.958 euros, contemplan las obras de edificaciones existentes en las calles Ronda de El Pelirón, Batalla de Majaceite y Batalla de Higueruela.  La  superficie construida total a demoler de 2.448,75 metros cuadrados.

Como ha subrayado la alcaldesa durante su visita, el derribo de estas edificaciones “supone la culminación de un largo y complejo procedimiento urbanístico que iniciamos esta legislatura para desbloquear otro proyecto más que nos encontramos paralizado, y que desde un principio consideramos prioritario para el desarrollo de la zona y el bienestar de los vecinos, con los que adquirimos el compromiso de actuar para dar respuesta a una demanda histórica. Así que hemos ido paso a paso hasta el día de hoy, por lo que nos sentimos muy satisfechos”.  Igualmente, García-Pelayo ha pedido disculpas a los vecinos “en nombre de todos los Gobiernos, os pido disculpas porque hasta ahora nadie os hizo caso en vuestra reivindicación, y habéis tenido que esperar 20 años para que se ejecute vuestra demanda, pero hoy es un día importante porque el compromiso que asumimos con vosotros por fin es hoy una realidad”.

Asimismo, la regidora ha declarado que “también nos hemos puesto a disposición de los vecinos, y les he facilitado los teléfonos de la delegada de Medio Ambiente, por si con el movimiento de tierras y las obras, fuera necesario actuar por la aparición de roedores, al tratarse de unas edificaciones que han estado abandonadas durante más de dos décadas”. Asimismo, la alcaldesa ha adelantado que “en la próxima legislatura, la barriada de El Pelirón, junto a las barriadas de San Juan de Dios, Torresoto y Cerrofruto, serán prioritarias en la delegación de Urbanismo, para acometer las actuaciones proyectadas y evitar que en la ciudad ningún vecino se encuentre con espacios abandonados como este”.

Salvador Nieto ha afirmado que “estamos muy contentos y quiero darle las gracias a la alcaldesa, María José García-Pelayo, porque por aquí han pasado todos los Gobiernos, todos, todos, y ha sido el actual Gobierno, el que nos ha apoyado y ha ejecutado la demolición que veníamos demandando desde 20 años. Por ello agradezco al Ayuntamiento y al Gobierno actual que por fin nos hayan escuchado y hayan acometido el derrumbe de las edificaciones de este espacio”.

Sebastián Peña ha manifestado que “la Federación Local de Asociaciones de Vecinos, Solidaridad, también se alegra porque cuando se responde a una demanda histórica de los vecinos es de celebrar, y además aunque se diga que se hace porque estamos en campaña electoral, yo digo que ojalá todos los años estemos en campaña electoral si se acometen actuaciones como esta”.

La actuación se ha llevado a cabo de forma subsidiaria – motivo por el que fue incluido en el Plan de Actuación 2014-2015- debido al incumplimiento de la obligación urbanística asumida en su día por la Junta de Compensación de la Unidad de Ejecución UUE 2G1 El Pelirón, que es la promotora de estos suelos.

Como ha recordado la alcaldesa, durante meses, Urbanismo había venido manteniendo contactos y negociaciones con esta Junta de Compensación para buscar una solución a la situación de estos terrenos, cuyo desarrollo se encontraba paralizado, pero finalmente, en octubre pasado, la Junta de Gobierno local aprobaba la resolución de declaración del incumplimiento de esta Junta de Compensación sobre la ejecución de la urbanización de estos terrenos. Como consecuencia, en esa Junta de gobierno Local se aprobaba también la ejecución subsidiaria de las obras por parte del Ayuntamiento.

En cumplimiento de esta resolución, en noviembre se aprobaba   otro trámite fundamental, como era el pago de las indemnizaciones resultantes del proyecto de reparcelación a los propietarios incluidos en este ámbito de actuación. El pago de estas indemnizaciones, que se hizo también de forma subsidiaria, constituyó el paso previo a la contratación de las obras, cuyo proyecto se había aprobado en septiembre.

En definitiva, “como ha señalado la alcaldesa, hemos seguido paso a paso todos los trámites necesarios para retomar este proyecto y hacerlo de forma subsidiaria, dado los incumplimientos de su promotor, pero creemos que se trataba de una actuación muy prioritaria y necesaria y teníamos que agilizar al máximo todo el procedimiento en curso”.

Una vez demolido los bloques, la alcaldesa ha explicado habrá que llevar a cabo un proyecto de urbanización de los terrenos resultantes, y de adecuación urbanística de todo el entorno.

La alcaldesa ha agradecido a los vecinos su paciencia y su comprensión, así como la colaboración que han prestado en todo momento para llevar a cabo este proyecto. “Hemos estado pendiente de esta barriada desde el primer día y hemos tratado de atender todas las demandas que nos han ido llegando mientras no se ejecutaban las obras.

En este sentido, la alcaldesa ha hecho alusión a una actuación de emergencia que se llevó a cabo el pasado verano consistente en el tapiado de las distintas entradas de los edificios abandonados, así como al desalojo de unas 40 personas que vivían en las casas y locales abandonados. Asimismo, desde Bienestar Social, Igualdad y Salud se intervino, en coordinación con CEAIN, y Red Madre, y se incluyó en el proceso a una mediadora intercultural.